EX ALIADOS DEL FSLN VEN PANORAMA GRIS

La Unión Demócrata Cristiana (UDC), que por varios años fue aliada del FSLN e incluso llevó a Agustín Jarquín como candidato a la vicepresidencia en el 2001 y luego tuvo diputados que votaban y avalaban las políticas del gobierno, ahora lo cuestionan y lo ven como un estado “sectario partidista, familiar, autoritario y destructor de la institucionalidad democrática”.

Es la resolución del Directorio de la UDC en donde decidieron la política de alianzas para las elecciones del 2016, aunque ellos son un partido sin personería jurídica por decisión del CSE desde el 2012.

Sin embargo, reconocen que “el país conserva por más de 15 años una seguridad ciudadana mejor que el triángulo del norte, que la relación del gobierno con la empresa privada fomenta crecimientos económicos modestos pero aceptables (aunque menores a los tres gobiernos anteriores), que los avances en la industria eléctrica han sido notables y que la infraestructura del país se ha mejorado gracias al apoyo de la comunidad cooperante”.

Concluyen con que Nicaragua necesita con urgencia un nuevo gobierno y por eso buscarán alianza con otros partidos políticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *