NADA QUE PEDIR PERMISO POR EL CANAL

El vocero de la Comisión del Canal Interoceánico de Nicaragua, Telémaco Talavera, dijo que Nicaragua  “no tiene por qué” pedir permiso a Costa Rica para construir el megaproyecto, cuestionado por políticos y dirigentes ambientalistas nicaragüenses y de la región centroamericana.

“Esto es un proyecto nacional, nosotros no tenemos por qué pedirle permiso a los hermanos de Costa Rica”, declaró Talavera a periodistas, refiriéndose a la preocupación del vecino país por el efecto que el canal tendría sobre el ecosistema fronterizo.

Costa Rica ha insistido también ante Nicaragua para que comparta con el gobierno de San José el estudio de impacto ambiental realizado por la firma británica ERM y entregado a la Comisión del Canal hace un par de semanas.

“Ellos (Costa Rica) tienen derecho a conocer (los estudios) y los van a conocer, pero no es que vamos a pedir permiso, porque no tenemos por qué hacerlo, sería contrario a la soberanía” de Nicaragua, afirmó Talavera. 

… SERÁN BENEFICIADOS…

Aseguró además que Costa Rica será uno de los “grandes beneficiados” con la construcción del canal, porque “va a aumentar la vida, la biodiversidad y va a generar un corredor biológico que actualmente está deforestado”.

Costa Rica teme que el canal, una zanja de 278 kilómetros que cruzará el Lago de Nicaragua (sur) y unirá el Mar Caribe con el Océano Pacífico, pueda afectar el volumen de agua del río Colorado, afluente del San Juan, muy cerca de la frontera común.

Según el geólogo Allan Astorga, de la Universidad de Costa Rica, “cualquier afectación que se pueda dar en el Lago de Nicaragua o en el río San Juan llegaría, tarde o temprano, al río Colorado, cuyo 90 por ciento de su agua escurre a los humedales del noroeste de Costa Rica, categorizados como zonas protegidas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *