VULNERABLES POR FALTA DE MERCADO LABORAL

La precariedad del mercado laboral alienta a la vulnerabilidad de latinoamericanos y caribeños, dice el PNUD.

La mitad de los 220 millones de hombres y mujeres “vulnerables” en la región —los que viven justo por encima de la línea de pobreza pero no lograron ascender a la clase media—tiene trabajo, pero precario, según el Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD), que dio a conocer hoy datos de su Informe Regional de Desarrollo Humano 2015-2016  que será lanzado el próximo año.

El boom económico y la reducción de la pobreza modificaron significativamente la composición laboral en la región en las dos últimas décadas, según el PNUD. La población empleada creció casi un 40%: de 205 millones de personas en 1992 a 284 millones en 2012.

Este crecimiento se concentró en la clase media (los que ganan entre 10 y 50 dólares diarios) y en la población vulnerable (los que ganan entre cuatro y 10 dólares diarios). Un 80% de ellos pertenece al sector de servicios, especialmente en microempresas, como auto-empleados sin calificación o como trabajadores sin percepción de ingresos (principalmente los jóvenes), según el PNUD.

… DIFÍCIL REMONTAR ASÍ LA POBREZA…

“Más crecimiento económico pero que cree solo empleos precarios no impedirán que este grupo—que representa una de cada tres personas de la región—recaiga en la pobreza, ya que eso requiere de fortalecer sus capacidades, aumentar sus activos y tener acceso a redes de protección social,” dijo la Subsecretaria General de la ONU y Directora del PNUD para América Latina y el Caribe Jessica Faieta durante el segundo encuentro del Consejo Asesor de Informe de Desarrollo Humano Regional que se reúne hoy en Madrid en la sede de la Secretaria General Iberoamericana.

“Para evitar retrocesos y dar un salto social hay que invertir en la gente,” agregó Faieta. Pese a la expansión del empleo en la región y el aumento de los sueldos en las últimas dos décadas, no hubo mejoras significativas en la cobertura de beneficios de seguridad social para las y los trabajadores. El PNUD observó incluso un ligero deterioro en el caso de las pensiones, en especial entre los pobres, con una enorme desigualdad en el acceso a pensión y servicios médicos entre trabajadores pobres comparados a los vulnerables y de clase media.

Según el PNUD la disparidad refleja la tradición de vincular los derechos a la seguridad social y la calidad del empleo con el mercado laboral formal, el cual está fuera del alcance para la mayoría de los trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *