NI ERA POLICÍA, NI DEL EJÉRCITO, NI EX CONTRA

Las versiones que abundaron en medios de comunicación y las redes sociales, de que el sujeto desconocido era sicario; que era de los oficiales anti drogas que actuó en el operativo fallido de Las Jaguitas, o que pertenecía a las tropas especiales de la Policía Nacional, a las tropas especiales del Ejército de Nicaragua o que era hasta ex contra desmovilizado, se derrumbaron hoy.

Se trata de Samir Matamoros, visto en las fotografías de la página web de CEPREV en donde parece como activista comprometido con la no violencia y contra las drogas.

Las versiones cambiaron esta tarde luego de las declaraciones de Mónica Zallaquet, y algunos insisten en que Matamoros pertenecía “a las fuerzas de choque” sandinista, a los CPC y la Juventud Sandinista, aunque sus vecinos aseguran que estaba dedicado a la Iglesia evangélica del barrio Milagro de Dios porque quería convertirse en Pastor.

… ELISEO INSISTE, SON PARAMILITARES…

El diputado del PLI, Elíseo Núñez Morales sostuvo este viernes que la oposición puede ser víctima de una supuesta lucha de poder dentro del FSLN y el Gobierno, porque un sector busca crear disturbios, como enviar a sujetos armados a irrumpir en las protestas de los liberales.

Núñez, argumentó en el programa de Jaime Arellano en el Canal 15, que hay sectores que quieren montar contra manifestaciones a las protestas que el PLI organiza los miércoles frente al CSE en Managua, “porque quieren una carne de cañón para justificar un asesinato político selectivo” y “esto cambia el tono de las protestas, porque esta gente son paramilitares”.

El legislador se quejó que en cada protesta la Policía envía a oficiales vestidos de civil que les infiltra.

“Esto obedece a los pleitos internos en el FSLN. El mayor de los riesgos que corremos los opositores es que cualquiera de nosotros se gane un tiro, no porque institucionalmente te lo mande a pegar (Daniel) Ortega, sino entre la tirantez entre la vieja guardia y la policía misma y pueden buscar un chivo expiatorio”, adujo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *