DOÑA VIOLETA TAMBIÉN FUE RECIBIDA EN EL CONGRESO

Violeta Barrios de Chamorro ha sido la única gobernante de Nicaragua que ha sido recibida en Cámaras Unidas en el Congreso de Estados Unidos y fue objeto de homenajes por visita oficial en la Casa Blanca.

Tuve el honor de ser parte de la delegación oficial que acompañó a Doña Violeta en la visita oficial a Estados Unidos en Abril de 1991 siendo Presidente George Bush padre, que la recibió con 21 cañonazos en los jardines de la Casa Blanca y juntos pasaron revista a la representación de todas las fuerzas militares norteamericanos.

Doña Violeta fue hospedada en la casa de huéspedes y se le ofreció una cena de gala en los elegantes salones de la Casa Blanca.

El 16 de Abril de 1991, ante un Congreso repleto de congresistas, llegamos temprano al segundo piso, lugar para los invitados. El vocero anunció a Doña Violeta quien ingresó al hemiciclo bajo un nutrido aplauso que estremeció al Congreso durante largos cinco minutos, y ella vestida elegantísima de rojo, alzando los brazos, repartiendo besos y saludos.

El entonces Vicepresidente, Dan Quayle la recibió con un abrazo efusivo y el ofreció el estrado para que dirigiera un discurso histórico sobre la reconciliación y la paz que ella se había propuesto para Nicaragua.

… LA NICARAGUA DE 1991…

En septiembre de 1990, el gobierno de Nicaragua decidió el retiro definitivo de la demanda contra Estados Unidos en la Corte Internacional de La Haya.

La Administración Bush presionaba al gobierno de Chamorro para que se lanzara contra el FSLN y presionaba con suspender toda ayuda bilateral a través de USAID, además que se presionaba para que el país pagara pagos pendientes con organismos multilaterales y que a la vez presentara un plan de estabilización económica que culminaría con el Pacto Social de Concertación Tripartita, que a Washington no le gustaba y al contrario de forma directa y a través de organismos multilaterales exigía reformas económicas, especialmente las privatizaciones de empresas estatales y la ejecución de un plan de reducción del Estado, Ejército y Policía.

Antes de la visita a Washington, el Ejecutivo pidió a la Asamblea Nacional la derogación de la ley 92 referida a la exigencia de Nicaragua de pago de una multimillonaria indemnización por parte de Estados Unidos.

Entonces se dijo que iniciaba una “era de amistad y cooperación” entre los dos países.

Las multilaterales desembolsaron préstamos nuevos a Nicaragua y Estados Unidos condonó una deuda bilateral.

En su discurso ante el Congreso, doña Violeta apeló a los valores democráticos de los dos países y mayor ayuda para la reconstrucción de Nicaragua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *