TRÁFICO VEHICULAR, EL COSTO DE LA MODERNIDAD

En los últimos años, especialmente desde principios de los años noventa, el aumento de la demanda de transporte y del tránsito vial ha causado, particularmente en las ciudades grandes, más congestión, demoras, accidentes y problemas ambientales.

Ese aumento explosivo surge de un mayor acceso al automóvil —al elevarse el poder adquisitivo de las clases de ingresos medios—, más acceso al crédito, reducción de los precios de venta, más oferta de autos usados, crecimiento de la población, menos habitantes por hogar y escasa aplicación de políticas estructuradas en el transporte urbano.

Si bien existe un parque vehicular más nuevo, la congestión en las calles es mayor y afecta tanto a automovilistas como a usuarios del transporte colectivo y acarrea pérdida de eficiencia económica y otros efectos negativos para la sociedad.

… PROS Y CONTRAS…

La pérdida de tiempo en movilidad urbana no es únicamente un tema que refleja la calidad de vida del ciudadano, sino también un tema económico.

El congestionamiento vial tiene altos costos que afectan la productividad, ocupando tiempo que podría ser utilizado en otra actividad.

Sería deseable que el Instituto Pro Competencia de Nicaragua realizara un estudio sobre la movilidad urbana es uno de los factores que mantienen la competitividad estancada.

La pérdida de tiempo de los trabajadores y el alto costo del transporte de mercancías desincentivan la inversión y lastiman el crecimiento potencial de la economía nacional, se han quejado los empresarios.

Hasta ahora la respuesta para resolver el congestionamiento ha sido la de construir más infraestructura que otorgue más opciones viales, pero eso solo da una solución de corto plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *