RELIGIOSOS QUIEREN INTERVENCIÓN DEL GOBIERNO

Representantes de iglesias evangélicas y de la Iglesia Católica, han pedido al gobierno que intervenga la seca religiosa en Occidente…  “La Policía Nacional debe actuar y castigar a quienes se aprovechan de la gente humilde, valiéndose de la ingenuidad de la población”, dijo el Cardenal Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua.

El dirigente evangélico Miguel Ángel Casco, de la Coordinadora Evangélica Nicaragüense, han pedido a las autoridades del gobierno que intervenga e investigue al autodenominado grupo “El Cuerpo Místico de Jesucristo”, que se establecieron en el extremo noroeste de Nicaragua, a unos 205 kilómetros de Managua, en una fecha todavía no especificada por las autoridades.

En declaraciones al Canal 12, Casco se quejó porque los pastores de ese grupo anuncian que Dios se les ha revelado y les ha dado una fecha del fin del mundo, asegurando que eso nadie lo sabe y que tienen confundidos a sus seguidores.

El Gobierno investiga a estas personas, para descartar delitos y garantizar los derechos humanos de sus familias.

El Mifan “está haciendo presencia en el asentamiento para conocer a profundidad el cumplimiento de los derechos de protección básica de riesgo que se pueden derivar del alojamiento colectivo”, señaló Ramírez.

… EL “LÍDER” ES HONDUREÑO…

Delegaciones de técnicos de diferentes instituciones del Estado serán enviadas a partir de hoy al lugar, para “profundizar en la situación de cada niño, niña y adolescente que esté en el campamento”, agregó la ministra.

Un informe preliminar del Mifan reveló que el grupo religioso vive en condiciones precarias en una finca que compraron con el dinero reunido con la venta de sus bienes.

El líder del grupo, identificado como Francisco Javier Sánchez, se encuentra en Honduras, viaje del que aún no regresa, de acuerdo con la información oficial.

La Policía Nacional mantiene resguardadas a las familias que integran el grupo, ya que se desconoce las intenciones de sus dirigentes.

… ES PROTECCIÓN DE LA NIÑEZ…

Aunque en Nicaragua hay libertad religiosa, el Gobierno Sandinista tiene la responsabilidad de velar por los derechos de centenares de niños que está viviendo junto a la secta religiosa que se ha instalado en la comunidad de Venecia, departamento de Chinandega, dijo la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo.

“Nosotros queremos dejar claro en este caso, que este no es un tema de libertad religiosa, este es un tema de, sobre todo, protección”, dijo Rosario destacando el derecho “que tienen los niños de ser protegidos y el deber que tiene el gobierno de proteger a los niños”.

“Lo que estamos verificando en primer lugar es que los niños que están ahí sean hijos de las personas que dicen ser sus padres, ya que no hay documentos que lo certifique. También estamos tratando de asegurar reciban la atención médica que requieren y que de alguna manera también se garantice su derecho a la educación”, indicó.

“Esto es lo que más nos preocupa. Nosotros hemos firmado tratados internacionales para garantizar los derechos humanos universales de la niñez, el derecho a la educación, la salud y a crecer con el cuidado y la protección de una familia”, insistió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *