SECTA EN LIBERTAD RELIGIOSA Y LIBRE ALBEDRÍO

Los adultos de un campamento religioso centroamericano establecido en el noroeste de Nicaragua impiden que sus niños reciban atención médica y asistan a la escuela, informó hoy el Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez (Mifan).

“En las visitas preliminares, realizadas por los equipos de nuestro Gobierno, se pudo constatar que los niños ahí alojados no están asistiendo a la escuela ni recibiendo ningún tipo de atención en salud, porque los adultos no lo permiten”, dijo hoy la titular del Mifan, Marcia Ramírez. Los niños no necesariamente están a cargo de sus padres, agregó la ministra.

El grupo religioso, al que medios locales llaman “secta”, está compuesto por unas 600 personas, 330 niños entre ellas, que vendieron sus propiedades en El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, para alcanzar “la salvación”, según un informe del Mifan.

Sin embargo, nadie ha sido obligado a integrar esta agrupación, ellos están haciendo uso práctico de la libertad religiosa en Nicaragua y su libre albedrío por lo que es peligrosa una intervención directa del estado en asuntos de fe, cualquiera que ésta sea.

Otra cosa sería si hay violaciones al Código Penal de Nicaragua, estén equivocados o no los seguidores de la secta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *