NICARAGUA Y PANAMÁ LIDERARÁN CRECIMIENTO REGIONAL

El Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial emitieron hoy sus pronósticos de crecimiento económico para la región para lo que resta del año, destacando que Panamá y Nicaragua son los que van a liderar las economías de Centroamérica.

El FMI estima que el Producto Interno Bruto (PIB) Costa Rica será el segundo de peor crecimiento del istmo centroamericano, solo superado por El Salvador. Según el FMI, el PIB centroamericano crecerá 3,9% este año, con un 6,0 % para Panamá,  un 4% para Nicaragua, un 3,8% para Guatemala, un 3,5% para Honduras, un 3,0% para Costa Rica y un 2,3% para El Salvador.

El próximo año la región crecería 4,2%, en su último informe de Perspectivas Económicas Globales, presentado este martes en Lima al inicio de su Asamblea Anual conjunta con el Banco Mundial.

El organismo indicó que Latinoamérica entrará este año en recesión, con una caída del PIB del 0,3 %, debido a la depresión de los precios de las materias primas y arrastrada por las economías de Brasil y Venezuela.

Esta caída, según el organismo, se produce en medio de un entorno de desaceleración global, con un crecimiento mundial del 3,1% este año, frente al 3,4% alcanzado el año pasado, y cuatro décimas menos que lo proyectado por la propia institución hace medio año.

Para Brasil, la principal economía regional que en 2014 apenas se mantuvo en positivo con un crecimiento del 0,1%, el FMI calcula una caída del PIB del 3,0% este año y del 1,0% para el próximo, en ambos casos, 2 puntos menos que lo previsto en abril.

El FMI pronostica para Colombia un crecimiento del 2,5% este año y del 2,8% en 2016; para Chile del 2,3% y del 2,5%; para Perú, del 2,4% y del 3,3% y para Bolivia del 4,1% y del 3,5%, respectivamente.

Por su parte este día el Banco Mundial dijo que Panamá, República Dominicana y Nicaragua crecerán a una tasa de 5.9 por ciento, 5 por ciento y 4,5 por ciento respectivamente, bastante por encima del promedio regional.

Los cuatro años de desaceleración económica comienzan a tener un impacto adverso en los puestos de trabajo y el ingreso familiar de América Latina y el Caribe, luego de que el auge de las materias primas derivara en conquistas significativas, una caída en la tasa de participación laboral está haciendo que las familias comiencen a sentir el impacto, de acuerdo al último informe semestral del Banco Mundial.

La CEPAL pronosticó ayer un crecimiento del 4.3% para Nicaragua en el 2015 y del 4,5% para 2016.

… SE REDUCE POBREZA Y POBREZA EXTREMA…

El Banco Central de Nicaragua, el Instituto Nacional de Información de Desarrollo (INIDE) y representantes del Banco Mundial en nuestro país, presentaron hoy aquí en Managua, los resultados de la Encuesta de Medición del Nivel de Vida 2014, reflejando un significativo descenso en loa pobreza extrema y la pobreza en general en el país.

La encuesta fue realizada por el INIDE, con la asesoría técnica del Banco Mundial, en un total de 7,570 viviendas en Managua, zona del pacífico central y la Costa Caribe… Entre los principales hallazgos se destaca la reducción de la pobreza general a nivel nacional, que pasó de un 42.5 a un 29.6 por ciento, del 2009 al 2014 y que la pobreza extrema se redujo de 14.6 a 8.3 % del 2009 al 2014, mientras que el aumento de consumo per cápita es de 33.8% anual.

Luego de la presentación del informe, el titular del BCN, Ovidio Reyes, dijo que este es el resultado del esfuerzo del gobierno con sus políticas económicas y los programas de alto impacto social.

Carlos Sobrado, especialista en medición de niveles de pobreza del Banco Mundial, coincidió en que además de los programas gubernamentales ha contribuido la reducción en el número de miembros en el hogar, el aumento en las remesas familiares y el aumento en los ingresos laborales.

… ESTUDIO REVELADOR…

De acuerdo a la explicación de funcionarios técnicos del Banco Mundial, en el período 2009 – 2014 hubo un incremento en el consumo per cápita anual, así como en el consumo per cápita de todos los quintiles, es decir, mayor consumo de alimentos, más acceso a viviendas, más salud y educación, gastos personales, transporte y uso de bienes durables.

La distribución del consumo rural se mantuvo similar entre encuestas, aunque la distribución del consumo urbano presentó un ligero aumento del consumo en el mayor quintil, reduciendo los hacinamientos en los hogares; mejorando los niveles de educación; mayor acceso a la televisión; entre otros.

Se presenta una mejora en la evolución de los principales indicadores macroeconómicos e incluso pasamos en el 2005 de solo el uso del 2% entre la población hasta el 11% en el 2015 y el uso del teléfono celular en el mismo periodo, del 23 al 89% y la tenencia de celular en el hogar del 1.7 al 2.1%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *