SEGURIDAD Y DEMOCRACIA

En el discurso de la Embajadora Laura F. Dogu no podía faltar el tema de la democracia y la seguridad. “Voy a seguir trabajando con las entidades nicaragüenses pertinentes por una Nicaragua más segura. Sabemos que el buen cumplimiento de la ley aquí, mejora la seguridad en todas partes. Por esta razón es que trabajamos de cerca con la policía para detener la trata de personas y el tráfico internacional ilegal de drogas y armas. También trabajamos con las autoridades del orden público, a nivel local y nacional, para fortalecer la seguridad ciudadana, reducir la violencia y crear alternativas para los jóvenes en riesgo”.

“El pueblo de Nicaragua y Estados Unidos también comparten intereses sobre la democracia, aunque todavía persisten importantes áreas de desacuerdo que debemos abordar de manera abierta y respetuosa”, expresó y añadió que “Estados Unidos y otros países han expresado su preocupación por el estado de la democracia en Nicaragua”.

“En todo el mundo Estados Unidos se ha pronunciado firmemente sobre el derecho que tiene la gente, en todos los países, de elegir su gobierno y líderes de una manera abierta y transparente.  Estados Unidos está comprometido con el principio de que los gobiernos deben reflejar la voluntad del pueblo y proteger los derechos básicos.  Todas las personas anhelan ciertas cosas: la capacidad de expresarse y tener voz y voto en la forma de gobierno; confianza en el estado de derecho y en la administración equitativa de la justicia; un gobierno transparente; y la libertad de vivir según su propia elección. Éstas no son solo ideas estadounidenses, son derechos humanos universales es por ello que los apoyaremos en todas partes”, subrayó.

… EN 127 PALABRAS…

“Una Nicaragua en la que los derechos humanos, la democracia y una vibrante sociedad civil florezcan es del mejor interés del pueblo de Estados Unidos y del mejor interés de todos los nicaragüenses. También representaría el camino más seguro para la atracción de la inversión extranjera directa y para la lucha contra la pobreza endémica. Los inversionistas necesitan tener confianza en que los contratos son respetados y cumplidos, que están compitiendo en igualdad de condiciones y que hay suficientes personas con la requerida educación y habilidades para decidir sobre su inversión. Finalmente, y todavía más importante, nuestra principal responsabilidad en cada embajada de Estados Unidos es garantizar la seguridad y protección de los ciudadanos estadounidenses y esta responsabilidad estará a la cabeza de mi lista de prioridades”. Laura F. Dogu, Embajadora de Estados Unidos en Managua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *