INTERCONEXIÓN ELÉCTRICA CON COLOMBIA MÁS CERCA

El proyecto ha sido largamente esperado, no únicamente en Panamá sino en todo Centroamérica. En Colombia abunda corriente eléctrica con tarifas muy reducidas que podrían reducir marcadamente los costos de las empresas y los hogares del istmo.

Colombia ya aprobó un corredor marino desde un punto del golfo de Urabá hasta la frontera con Panamá.

Mientras tanto, el Ministerio de Ambiente de Panamá contrató una consultoría internacional para elaborar un análisis de riesgo y costos de la nueva ruta.

La interconexión es un proyecto que tiene un costo aproximado de $450 millones, impulsado por la empresa binacional Interconexión Eléctrica Colombia–Panamá (ICP) que integran la estatal panameña Etesa y la colombiana Interconexión Eléctrica.