RECONOCIMIENTO INTERNACIONAL

La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) reconoce en diversos documentos que, de 1990 a 2014, Nicaragua logró reducir el índice de la población subalimentada de la mitad (50.5 por ciento) a un 16 por ciento.

De tal manera Nicaragua arribó antes de la fecha límite (2015) a la consecución del inciso inicial de la primera de las ocho metas trazadas por los Objetivos de Desarrollo del Milenio: reducir a la mitad la proporción de personas que sufren hambre.

Luis Constantino, representante del BM en Nicaragua, reconoció la estrategia de la actual administración nicaragüense en sus políticas públicas para conseguir este resultado. Para Carlos Sobrado, especialista en pobreza de la propia organización, con la reducción de la penuria, la población nicaragüense aumentó sus niveles de consumo en el período estudiado.