MATRIZ EXPORTADORA SIGUE IGUAL

Nicaragua no logró transformar su matriz exportadora durante la época del boom de los commodities, dijo a El Nuevo Diario, Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

La caída que sufre el precio internacional de esos productos ahora afecta a los exportadores de café, tabaco u oro. Chamorro sostuvo entre el año 2002 y 2012 se dio un boom, una época dorada de los commodities. Fue una década en la que las materias primas tuvieron un repunte bastante alto. Esto hizo que nuestras exportaciones, como el azúcar, el café, el oro o el maní, se desempeñaran bien. Pero no únicamente benefició los productos que exporta Nicaragua, sino también –en general– los precios de los minerales, producto del crecimiento de China y de la alta demanda mundial para la construcción y la elaboración de artículos electrónicos.

… EL FUTURO NO SE ANTOJA TAN POSITIVO…

Juan Sebastián Chamorro es del criterio que las proyecciones de estos dos últimos años no son tan optimistas.

“Tendremos precios bastante por debajo de los que hemos tenido. Los organismos internacionales apuntan a que el petróleo y la demanda de los países emergentes –particularmente China–- arrastrarán los precios de las materias primas hacia abajo. Habrá inestabilidad: es un análisis que debemos tener en cuenta”.

Al recordar que Nicaragua es un país exportador de petróleo, comentó que “la caída de los commodities trae un efecto positivo por este lado. La factura petrolera, que no es poca cosa, se ha reducido bastante”, pero anotó que “el bajo costo del petróleo también disminuyó el precio de nuestros productos de exportación”.

… AL OÍDO…

“Hay que invertir más en aumento de productividad. Es un tema pendiente, tenemos una tendencia a no enfocarnos mucho en este tipo de inversiones. Esto debe ser el mayor énfasis. En época de vacas flacas, todo el mundo está pensando en productividad. Si no lo hacemos, iremos perdiendo campo a favor de nuestros vecinos y competidores. Tenemos que pensar en cómo ser eficientes, cómo producir más con lo mismo. Esto implica una serie de mesuras para mejorar la educación, facilitar los trámites administrativos, desarrollar tratados de libre comercio… Todas las políticas que te lleven a un mejor uso de los recursos. Para los campesinos, mejorar la productividad implica inversiones importantes”. Juan Sebastián Chamorro, Director FUNIDES.