PREPARARNOS CONTRA INCENDIOS FORESTALES

Un “escenario complicado” para la próxima temporada de verano vaticina Denis Meléndez, secretario ejecutivo de la Mesa Nacional para la Gestión de Riesgo – Nicaragua, quien alerta sobre la ocurrencia de elevadas temperaturas e incendios forestales que estarían afectando el territorio nacional en los primeros meses de 2016.

El experto asegura que la estación seca venidera, (dimensionada por el déficit de humedad a lo largo de 30 meses del fenómeno del Niño) traerá vientos con ráfagas muy fuertes de entre 65 y 70 kilómetros por hora, que junto a las altas temperaturas provocaran mayores incendios en las extensas zonas boscosas que tiene el país.

Asimismo este ambiente bochornoso tendrá incidencia directa en la floración anticipada de algunos productos, lo que afectará la vida de muchas comunidades.

“Por ejemplo, en las comarcas la gente vive de la cosecha del mango, con una parte se alimenta y la otra la vende en el mercado. Si se afecta la floración, se afecta la dieta y la economía de estas familias” aseguró.

… CALORES INFERNALES…

Meléndez asegura que pasando los fríos decembrinos, habrá que prepararnos para soportar intensas temperaturas que en los meses de marzo y abril (temporada de Semana Santa) podrían elevarse hasta los 37 y 38 grados, lo cual debe llevarnos a tomar las medidas necesarias con las personas que padecen enfermedades crónicas como la hipertensión, principalmente.

Recordó que producto del cambio climático se han acortado los períodos de ocurrencia del fenómeno El Niño, que antes nos afectaba cada 9 ó 12 años y ahora cada 3 ó 5 años.

“Debemos prepararnos para estos escenarios, sin olvidarnos que el próximo año podríamos enfrentarnos al Fenómeno “La Niña” que en nuestras latitudes nos trae abundante humedad y lluvias muy fuertes que provocan desbordes de ríos e inundaciones en las ciudades” dijo Meléndez.