¿POR QUÉ NO LOS DENUNCIAN?

La dirigencia del PLI, de otros partidos, movimientos y ongs, se han quejado del porque la Policía Nacional no intervino ayer en Metrocentro para defenderlos de las agresiones provocadas por Jairo Contreras y David Campos.

La semana pasada cuando activistas del PLI golpearon, patearon y fajearon a Campos en los pies de las tropas antimotines, fue el Presidente del PLI, Eduardo Montealegre quien lo rescató y entonces nadie reclamó a la Policía porque no intervinieron a favor de Campos que era agredido por los simpatizantes liberales.

Si la Policía hubiese intervenido en cualquiera de las dos situaciones seguramente los titulares de las noticias hoy serían que la Policía reprimió una manifestación opositora.

Pero si la dirigencia del PLI tiene plenamente identificados a sus agresores, ¿porque no hace uso de la ley e interpone formal denuncia en el Ministerio Público? ¿Si alguien los está patrocinando con viáticos para hacer violencia los miércoles, porque no lo denuncia el PLI?

… VALORARAN DENUNCIA…

El diputado del PLI, Javier Vallejos dijo al Canal 12 que denunciar o no a los agresores de ayer “es algo que está analizando el departamento jurídico del partido de qué manera se va a hacer probable acusación ante la Fiscalía y poner a prueba el sistema, vamos a ver si ellos avalan este tipo de cosas, vamos a ver si a ellos no les importa la violación, la exposición de personas al peligro”.-

El concejal Omar Lola por su parte, argumentó que no vale la pena demandarlos porque ya el pueblo de Nicaragua vio de quienes se trata… “No vale la pena (denunciarlos)”, expresó.

… VISTO Y LEÍDO…

“Los agresores, presuntamente infiltrados en un movimiento juvenil disidente, atacaron a pedradas, garrotazos, golpes y patadas a los manifestantes y les lanzaron grasa de vehículo al rostro. Decenas de manifestantes y transeúntes en el sector de la rotonda Ruben Darío se dispersaron ante la arremetida de los agresores, que también provocaron daños a varios vehículos que transitaban por la zona. Los atacantes se cubrían el rostro con pasamontañas y vestían camisetas verdes y azules con las siglas de un movimiento juvenil que se ha declarado inconforme con la dirigencia del PLI. El presidente de esa organización política, Eduardo Montealegre, responsabilizó al presidente Daniel Ortega de las agresiones y anunció que expondrá la denuncia internacionalmente como un atropello a los derechos ciudadanos”. Diario Miami Herald.