COSTA RICA DEBIÓ CONSULTAR CON NICARAGUA

La falta de un mecanismo de comunicación entre Nicaragua y Costa Rica ha generado un nuevo conflicto entre los dos países, consideró hoy el experto en derecho internacional, Mauricio Herdocia.

El gobierno costarricense dispuso otorgar visa especial de tránsito a casi dos mil ciudadanos de nacionalidad cubana para que atravesaran su territorio y siguieran su paso hacia Estados Unidos por la vía terrestre y los mandó en autobuses hasta la frontera de Peñas Blancas para que ingresaran a Nicaragua, tal y como lo hicieron ayer tarde sin pasar los trámites migratorios correspondientes, por lo que fueron expulsados por la Policía y el Ejército.

Herdocia es del criterio que de acuerdo al derecho internacional Costa Rica estaba obligada a tomar medidas preventivas y cautelares para evitar que los inmigrantes se acercaran a la frontera nicaragüense y se evitara un ingreso forzoso que ellos realizaron, alterando el orden y las normas migratorias nicaragüenses.

Observó que Nicaragua como un país soberano tiene el derecho de decidir si recibe o no a ciudadanos de terceros países, aunque debe verse el lado humanitario de los inmigrantes centroamericanos.

Insistió en que faltó comunicación entre los dos gobiernos, porque “el gobierno de Costa Rica debió haber llamado a Nicaragua y consultarle de cuál era su voluntad alrededor de esto, porque un país debe tener mucho cuidado en prestar su territorio para tránsito de migrantes que no tienen documentación legal hacia terceros países, sobre todo cuando van acompañados de traficantes de migrantes”, apuntó y añadió que si Nicaragua decide darles pase por nuestro territorio tendríamos que consultar entonces al gobierno de Estados Unidos, que es hacia donde los inmigrantes cubanos se dirigen sin documentos legales de ingreso y asegurarse que si están dispuestos a aceptarlos en su propio territorio.

“De otra manera nos estaríamos involucrando en una situación de difícil justificación a nivel internacional porque yo recibo en mi territorio a alguien que sé que va a buscar el territorio de un tercer estado y que no tiene los papeles legítimamente documentados como para hacer ese tránsito y eso nos coloca como Estado frente a otros deberes, por ejemplo, la lucha contra el tráfico de migrantes, porque ser migrante no es un delito pero el que trafica con migrantes sí es un delincuente y se genera una situación muy difícil que deben analizarse detenidamente”, opinó y a la vez dijo que se debe compatibilizar la situación humanitaria.

Herdocia advirtió que en caso contrario Nicaragua podría incurrir en un delito internacional, de ahí que San José estaba obligado a buscar un acuerdo con Managua que hubiera permitido evitar los hechos que sucedieron en la frontera en donde se violentó la soberanía y la integridad territorial de Nicaragua al entrar por la fuerza.

… EN 39 PALABRAS…

“Esto evidencia una vez más la necesidad de que Costa Rica y Nicaragua sin diálogo están generando artificialmente situaciones conflictivas que se pudieron haber evitado y haber resuelto en beneficio de estas personas que también ameritan ser tratadas humanitariamente”. Mauricio Herdocia en Canal 15.