MIGRACIÓN CUBANA INCONTENIBLE

En la frontera Peñas Blancas y en albergues cercanos, cientos de migrantes cubanos se mantenían hoy con buen estado de salud, pero esperando con ansias cualquier noticia sobre su futuro inmediato, del lado del territorio costarricense, mientras que la llegada de más inmigrantes vía terrestre desde Ecuador, atravesando por Colombia y Panamá es irrefrenable, dejando al descubierto un gran negocio para el tráfico ilegal de personas, ya que cada uno ha pagado hasta 10 mil dólares por salir de Cuba y hacer la travesía hasta Estados Unidos.

En el puesto fronterizo de Paso Canoas entre Costa Rica y Panamá, mientras tanto, el arribo de cubanos es constante, decía hoy el diario La Nación.

Ayer hasta las 4:30 p. m., habían llegado 263 más. Así, la población total de ellos en suelo costarricense está en 2.418 personas, según cifras oficiales.

Con ese ritmo de llegada de migrantes cubanos, la cifra de 2.500 sería superada este mismo viernes, pues los datos de ingresos aumentan día tras día.

Todos los cubanos que llegan a Costa Rica reciben un visado de tránsito que se queda en la teoría, pues su realidad en este momento les impide viajar hacia Nicaragua en su objetivo de pisar suelo estadounidense, donde una ley les da la bienvenida y la residencia casi automática.

Y tendrán que esperar hasta la próxima semana a la espera de lo que resuelva el SICA.

El presidente costarricense, Luis Guillermo Solís, manifestó esta mañana su confianza en que la salida de los cubanos inmigrantes de su país se facilite con la firma de un convenio internacional, el cual culmine con el libre tránsito de ellos para llegar a Estados Unidos y cumplir con su sueño de una mejor vida, en la reunión que sostendrán los cancilleres de la región en el SICA a partir del próximo lunes en San Salvador, El Salvador.

Aquí en Managua, el gobierno del Presidente Daniel Ortega también ha dicho que es una buena noticia encontrar una solución a esta situación en el seno del organismo regional y mantiene su posición de que Costa Rica irresponsablemente ha querido trasladar a cienes de inmigrantes cubanos hacia nuestro territorio.

Mientras que, en operativos del Ejército nicaragüense en la zona fronteriza, auxiliaron a 54 ciudadanos de nacionalidad cubana que fueron abandonados a su suerte por los coyotes que contrataron, en una zona selvática del municipio de Cárdenas, Rivas, siendo retornados a territorio tico.

El transporte de mercancías o de carga pesada y el transporte de personas han recobrado la normalidad.