AQUÍ EL FSLN ESTÁ BIEN SÓLIDO

Raúl Obregón observó que “las olas se levantan cuando los gobiernos están soportados por actores externos, que cuando les quitan el apoyo se debilitan y pierden el poder, a como lo vimos en los 60 y 70 en América Latina”.

¿Hay condiciones en Nicaragua para que el FSLN pierda el poder en el 2016?, preguntamos y Obregón respondió que “hasta hoy todo hace indicar que el FSLN cuenta con un piso  de entre 40 y 45%, lo cual representa una fortaleza muy importante para ir a una elección, y es previsible, que a partir de enero este partido trabaje en función de incrementar ese piso”.

“Tendría que surgir un líder que revierta el descrito de los liderazgos de oposición actuales, que cuente con un gran carisma y presente una propuesta muy atractiva, sobre en el tema económico, para remontar y tener opciones de triunfo en el 2016”, destacó el encuestador nacional.