NUEVA GEOPOLÍTICA EN AMÉRICA LATINA

La victoria electoral de Mauricio Macri en Argentina, puede acarrear cambios significativos en la política exterior de ese país hacia el resto del continente y crear una nueva geopolítica en la región.

Argentina, en los últimos doce años, fue un país aliado incondicional del Gobierno de Venezuela y del chavismo, condenando frontalmente el Golpe de Estado en Honduras, y cercano a los países del ALBA en la SELAC y en el SICA como observador.

Por el contrario, Macri ha llegado a la Casa Rosada anunciando que pedirá que Venezuela sea suspendida como miembro del Mercosur, la alianza comercial formada por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, a la que Venezuela se incorporó hace poco, mostrándose abierto partidario de la oposición venezolana.

Si Macri se enfrenta con Venezuela, sabe que se estará enfrentando a todo el bloque bolivariano, lo que le obligará a acercarse a Colombia, Perú, Chile y Brasil para que Argentina no se quede aislada.

Dos países con los cuales actualmente Nicaragua enfrenta disputas en la Corte Internacional de Justicia, como Costa Rica y Colombia es casi seguro que se harán del lado argentino.

… HACIA LA ALIANZA DEL PACIFICO…

Hoy se especulaba con que Argentina podría pedir ser miembro, al menos de observador, de la Alianza del Pacifico que integran Chile, Colombia, México y Perú, a la cual también ha aspirado integrarse Costa Rica.

No se descarta tampoco que si se desmejoran las relaciones entre Argentina y Venezuela, los argentinos suspendan los acuerdos comerciales y de exportaciones de alimentos hacia Venezuela.

El presidente electo argentino, Mauricio Macri viajaría en primer lugar a Brasil y se acercaría más a México y mejorarían sus relaciones con Estados Unidos.