NICARAGUA EN LA COP 21

Al comenzar la cumbre climática de París, Nicaragua anunció que no presentaría su contribución nacional para contener la temperatura del planeta, convirtiéndose en el primer país en rechazar abiertamente este sistema para un acuerdo global respecto al fenómeno.

Paul Oquist, ministro-secretario privado de Políticas Públicas de la Presidencia nicaragüense y jefe de la delegación, explicó que no presentarían sus contribuciones previstas y determinadas a nivel nacional (INDC, en inglés), un mecanismo acordado en 2013 como base para construir el tratado universal que debe salir de la 21 Conferencia de las Partes (COP21), que se desarrolla en la capital francesa desde el lunes 30 y hasta el 11 de este mes.

De los 195 países signatarios de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), 183 ya presentaron sus INDC.

En entrevista exclusiva con IPS, Oquist comentó que el proceso estaba destinado a fracasar tras no lograr reducir el calentamiento global a dos grados centígrados, la meta acordada por la comunidad internacional, aunque algunos como Nicaragua rebajan este objetivo a 1,5 grados.

El secretario propone dejar de lado los INDC y construir un acuerdo únicamente con base en las emisiones históricas.

… METAS INSUFICIENTES…

Varios análisis de los INDC muestran que su implementación resultaría en un incremento de la temperatura de entre 2,7 y 3,5 grados centígrados hacia el año 2100, un avance tras el aumento esperado de 4,5 grados, pero todavía insuficiente para alcanzar la meta… Oquist detalló a IPS las razones de la posición del país centroamericano, en el centro de convenciones donde discurre la COP21.

“Primero, debemos entender dónde estamos. Uno de los principales temas de esta COP21 es el concepto de la responsabilidad universidad contra la responsabilidad histórica. La responsabilidad universal plantea que todos somos responsables, que todos debemos participar en la solución del problema y que si no encontramos solución al problema, es culpa de todos no lograrlo”, expuso, y agregó que “estas contribuciones nacionales no funcionarán. La primera evidencia es que esta primera ronda no logró alcanzar la meta de incremento de temperatura en 1,5 o dos grados centígrados, sino que llegaron a tres grados.  Eso es bastante serio. Tres grados en el mundo en desarrollo es cuatro grados. Los INDC nos llevarán ahí”.