OBLIGADA CONVIVENCIA NICARAGUA Y COSTA RICA

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) dio la razón a Costa Rica en sus litigios fronterizos con Nicaragua al reconocer la soberanía costarricense sobre Isla Portillos, que para nosotros era Harbour Head y que Managua violó su territorio con su presencia militar y sus derechos de navegación en el río San Juan.

El presidente de la Corte, Ronny Abraham, leyó la sentencia sobre la demanda interpuesta por Costa Rica en 2010 sobre una supuesta invasión militar y daños ambientales a una porción de su territorio protegido por convenios internacionales, y otra de Nicaragua contra su vecino, de 2011, por aparentes daños ambientales al nicaragüense río San Juan durante la construcción de un camino de lastre.

Abraham dijo que el tribunal, por 14 votos contra dos, reconoce que “Costa Rica tiene soberanía sobre el territorio en litigio”, la fluvial Isla Portillos o Isla Calero, en la costa del Caribe.

Por unanimidad, señaló que Nicaragua “violó la soberanía territorial de Costa Rica al crear tres caños y establecer una presencia militar en el territorio costarricense”, en su intento de unir el río San Juan, de soberanía nicaragüense, con el mar Caribe, acción ejecutada por el ex guerrillero y encargado del dragado del río San Juan, Edén Pastora.

El representante de Nicaragua ante La Haya, Carlos Arguello, afirmó que con la sentencia emitida este miércoles fue en ciertos aspectos balanceada y que por tanto Nicaragua y Costa Rica deben empezar a buscar la convivencia y pasar la página de este diferendo.

Arguello dijo al Canal 6 local que si bien la Corte decidió otorgar a Costa Rica la soberanía sobre el territorio en disputa, sí descartó los intentos del gobierno tico de revivir los derechos soberanos de navegación que ya habían sido establecidos en una anterior sentencia. También declaró que el dragado que realiza Nicaragua se efectúa conforme a derecho y por tanto no perjudicaba al país vecino.

Otro de los aspectos importantes, radica en que la Corte dio a razón a los alegatos nicaragüenses de que la carretera construida por Costa Rica se hizo sin estudios de impacto ambiental.

Con esta sentencia, se puso punto final a un diferendo limítrofe que distanció las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Un aspecto a destacar es que la CIJ otorgó a Costa Rica un territorio de unos 3.0 kilómetros cuadrados, pero a la vez desestimó un reclamo de San José para detener el dragado del río San Juan, así como una petición costarricense para que Managua pagara los costos procesales de Costa Rica.