PRESIDENTE TICO DISPUESTO A DIALOGAR

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, celebró esta mañana el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

“La resolución de la Corte plenamente satisface la valoración nacional de que su territorio fue invadido por Nicaragua en un acto de abierta ilegalidad”, expresó Solís en conferencia de prensa.

Tanto Solís como el canciller, Manuel González, dijeron que el fallo debe ser motivo de unidad nacional y que no debe servir de plataforma para reivindicar gobiernos, partidos políticos, banderías ni triunfos personales, en tácita alusión a la celebración que, en paralelo, realizó su predecesora en la Presidencia, Laura Chinchilla.

Sobre los efectos de la resolución, Solís sostuvo que su Gobierno lo ve como una oportunidad para reconstruir desde lo positivo la relación con la Nicaragua de Daniel Ortega.

Afirmó que ambas naciones tienen una robusta agenda bilateral que debe ser atendida ahora que la CIJ decretó la resolución al conflicto limítrofe que las distanció desde hace cinco años.

… UNA VENTANA DE OPORTUNIDADES…

“Este fallo debe plantear un nuevo horizonte en la relación con Nicaragua. Reitero la vocación pacifista y positiva de este gobierno”, afirmó Solís, no sin reiterar su exigencia a Nicaragua para que se respete en todos sus extremos el fallo.

El canciller González insistió en que ahora Costa Rica y Nicaragua deben buscar el espacio diplomático adecuado para negociar la indemnización que el Gobierno de Managua debe pagar por el daño causado al ecosistema de Calero.

Tanto Solís como González afirmaron que la próxima cumbre del SICA de este viernes en El Salvador no representa ese espacio idóneo para la negociación diplomática que se deberá realizar durante los próximos meses.