CHINA ARRANCA AÑO CON TROPIEZOS

Las acciones chinas se hundieron un 7 por ciento el lunes, en la primera sesión del 2016, luego de que un débil dato sobre la actividad fabril y la depreciación del yuan avivaron las preocupaciones sobre el enfriamiento de la economía, lo que forzó a las bolsas a suspender las operaciones por primera vez… Las pérdidas iniciales se transformaron rápidamente en un derrumbe durante la tarde y las operaciones fueron canceladas desde las 0530 GMT, unos 90 minutos antes del cierre habitual… La onda liquidadora se intensificó tras una breve suspensión inicial de 15 minutos durante las primeras horas de la tarde, cuando los principales índices habían perdido un 5 por ciento, y la actividad en las bolsas de Shanghái y Shenzhen fue cancelada por el resto el día poco después… Fue la primera vez que se activaron los llamados “interruptores” de los mercados chinos, que buscan contener la volatilidad.