FABIO GADEA DISPUESTO AL SACRIFICIO

fabio gadeaEl octogenario empresario radial, Fabio Gadea Mantilla dijo hoy estar dispuesto a sacrificarse en una nueva candidatura presidencial para luchar contra el FSLN, aunque la cueste la vida… En declaraciones al Canal 12, Gadea sostuvo que miles de personas de diferentes partes del país lo llaman y le escriben pidiéndole que se presente a una nueva contienda electoral, pero cree que no hay garantías por parte del árbitro electoral… “Ir a esas elecciones (de noviembre) con ese CSE, que vamos a tener un voto masivo dicen, como Venezuela, si ya lo tuvimos nosotros en el 2011 con observación internacional que se burlaron de ella”, argumentó… “Mientras esa estructura no la compongamos, no luchemos primero por componerla, es inútil ir a matarnos en otra elección”, añadió… Propuso que el CSE invite a suficientes observadores nacionales e internacionales y que estos visiten las JRV y se agilice la entrega de cédulas de identidad.

 … PERO SI YO SOY CANDIDATO…

Preguntado si estaba dispuesto a aceptar una candidatura presidencial por la oposición para confrontar al FSLN, Gadea respondió: “!Por supuesto!, aunque me muera en el camino. Teniendo garantías yo acepto ir, ¡tamos!, teniendo garantías aceptaría ir”… Gadea es mencionado siempre como probable candidato presidencial por el PLI, pero hasta ahora nadie lo ha endosado, excepto algunos disidentes del PLC a título personal… En el PLI hay otros precandidatos, el concejal Alfredo Gutiérrez y el diputado Luis Callejas, y el aliado del PLI y reverendo evangélico, Saturnino Cerrato.

… EN BROMA Y EN SERIO…

“A estas alturas del tiempo, cuando ya ha comenzado el año electoral en Nicaragua no hay ninguna certeza de que las elecciones de noviembre próximo serán limpias y justas. Por el contrario, lo que existe es el temor generalizado de que esos comicios también serán fraudulentos, como han sido prácticamente todos los celebrados desde las elecciones de 2006 que permitieron a Daniel Ortega recuperar el poder presidencial. Pero el silencio del orteguismo y la represión contra la demanda de transparencia electoral no debe de ser un motivo para desistir de esa lucha cívica y democrática. La intransigencia orteguista debe tomarse más bien como un acicate para continuarla y fortalecerla, porque no es una dádiva gubernamental la que se pide sino el respeto de un derecho esencial de todos los ciudadanos”. Editorial La Prensa.