EL CHAPO NO PUDO ESCURRIRSE

chapo-guzmanJoaquín “El Chapo” Guzmán, el narcotraficante más buscado del mundo, escapó el viernes por un sofisticado túnel que comenzaba detrás de un espejo en un cuarto de la casa donde se escondía, horas antes de que fuera finalmente atrapado… Sus sicarios ganaron tiempo con un frenético tiroteo contra un grupo de elite de la marina para que él pudiera escabullirse. Imágenes difundidas por el canal Televisa mostraron que la vivienda quedó repleta de hoyos en las paredes, techos, puertas y en los muebles por las balas de los rifles de alto poder… Manchas de sangre cubrían varias áreas del inmueble de dos plantas. En la casa reinaba el desorden tras el enfrentamiento y el intenso allanamiento para dar con el narco de 58 años… Detrás del espejo del vestidor de la única habitación de la planta baja, que era utilizada por Guzmán, los militares hallaron una placa metálica que tapa el túnel y se abre mediante un mecanismo oculto en un foco del techo… La puerta metálica lleva a unas escaleras que conducen a un túnel de 15 metros con paredes de madera, pisos y techo de cemento y luz eléctrica, de una altura aproximada de 1.80 metros y un ancho de metro y medio… El pasadizo acaba en otras cortas escaleras que llevan a una pequeña puerta metálica que se abre con un volante, como si fuera una escotilla, que conecta al sistema de drenaje de la ciudad Los Mochis, en Sinaloa, el estado natal del capo.