EL DENGUE, MÁS PELIGROSO QUE EL ZIKA

paciente_dengueHay una infección propagada por mosquitos que se volvió un peligro en América Latina y alrededor del mundo, que afecta a millones de personas y mata a miles por año. ¿Zika? No, se trata del dengue… Transmitido por el Aedes Aegypti, el mismo mosquito portador del virus zika, la chikungunya y la fiebre amarilla y que ha puesto en alerta al planeta, el dengue sigue siendo un riesgo mayor para las personas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS)… “El zika no es más peligroso que el dengue. El dengue es mucho más peligroso para los humanos que el virus zika”, dijo Tarik Jasarevic, portavoz de la OMS en Ginebra, en declaraciones telefónicas a BBC Mundo… Citó en particular el riesgo complicaciones que pueden ser causadas por el dengue grave, como hemorragias. La advertencia surge apenas dos días después de que la propia OMS declarase una emergencia global ante el avance del zika y su posible vínculo con microcefalia y otros trastornos neurológicos reportados en varios países… La OMS declara emergencia sanitaria global por enfermedades neurológicas vinculadas al virus zika.-. “Hay una fuerte sugerencia de que el virus zika está causando esos trastornos, lo que no pasa en caso del dengue”, sostuvo Jasarevic al ser consultado sobre por qué la OMS no ha hecho un alerta similar respecto al dengue… El dengue tiene como vector principal al Aedes Aegypti, cuya incidencia ha crecido de forma significativa en Latinoamérica y alrededor del planeta… El dengue puede evolucionar a una forma más grave -el dengue hemorrágico- y poner en riesgo la vida provocando extravasación de plasma (escape de líquidos al espacio extravascular), problemas respiratorios, fallas orgánicas u otro tipo de complicaciones… Sólo en Brasil, que ahora está en el centro de la crisis por el zika, se registraron 1,6 millones de casos probables de dengue el año pasado, un aumento de 178% respecto a 2014, indicó un balance oficial. La infección mató a 863 personas en el país durante 2015, o sea, 82,5% más que el año previo, informó un boletín del ministerio brasileño de Salud el mes pasado.