DAMNIFICADOS ECUATORIANOS CLAMAN POR AYUDA

terremoto-ecuador3Miles de ecuatorianos clamaban el jueves por agua, medicinas y comida, cuatro días después de que el peor terremoto en casi 70 años los dejara a la deriva tras azotar al país matando a 570… El gobierno de Rafael Correa ha dicho que no se trata de falta de ayuda, sino de fallas en la distribución de las abundantes provisiones y prometió solucionar el problema pronto… Pero mientras tanto, en la ciudad de Pedernales, casi totalmente destruida por el sismo de magnitud 7,8, la mayoría se quejaba por la falta de atención… José Rodríguez, de 24 años, condujo más de dos horas desde la pequeña ciudad de Calceta a un punto de almacenamiento de alimentos en las afueras de Pedernales… “No está llegando a nosotros”, dijo, dando su dirección y número de teléfono a una oficina militar. “Venía aquí para ver si me dan algo, pero es imposible”.

… GOBIERNO PIDE CALMA…

Un funcionario del Gobierno le pidió a otro solicitante, José Basulor, de 55 años, mantener la calma. “Yo sí tengo paciencia, ¡pero los niños no!”, gritó… El clamor de los pobladores de Calceta se replicaba a lo largo de los 200 kilómetros de litoral afectado donde, sobre calles en las que solían levantarse casas, edificios y hoteles, ahora se apilaban toneladas de escombros y fierros retorcidos… Y, a pesar de la rápida reacción del Gobierno para albergar a más de 25.300 personas en campos de fútbol y aeropuertos, el calamitoso estado de las vías dificultaba el traslado de la ayuda que llegaba del exterior sin cesar.