EN BROMA Y EN SERIO

“La gran ironía política e histórica es que Daniel Ortega y el FSLN, por su ideología socialista y fobia a Estados Unidos se opusieron ferozmente a que Nicaragua participara en el DR-Cafta y trataron de impedirlo por medio de asonadas y sabotajes políticos. Pero también el PLC, por otros motivos trató de impedir la aprobación del DR-Cafta en la Asamblea Nacional, condicionando su apoyo a una amnistía en favor del expresidente Arnoldo Alemán que había sido condenado a veinte años de cárcel bajo la acusación de actos de corrupción durante su ejercicio presidencial. Ahora, después de diez años de desenvolvimiento exitoso el DR-Cafta es celebrado hasta por Daniel Ortega y el FSLN, a quienes la magia del poder absolutista los ha convertido en una rara mezcolanza de “socialistas cristianos”, capitalistas de nuevo cuño y defensores del libre comercio internacional. En medio de esas anormales contradicciones transcurre la historia contemporánea de Nicaragua”. Editorial La Prensa.