INDUSTRIA MADERERA HA CUMPLIDO LA LEY

madererosEl Presidente del COSEP, José Adán Aguerri reafirmó hoy los empresarios de la industria maderera sí han cumplido con la Ley de Conservación, Fomento y Desarrollo Sostenible del Sector Forestal… “En los 12 años que han transcurrido desde que se promulgó la Ley se han plantado 22,000 hectáreas (31,000 manzanas), lo que significa aproximadamente un total de 20 millones de árboles. Entre las especies plantadas hay especies introducidas como la Teca, Melina y Caoba Africana y especies nativas como el Pochote, Roble, Laurel y Pino principalmente. El monto invertido a la fecha es de 110 millones, aproximadamente. Hay inversiones de Estados Unidos, Noruega, Suecia, Suiza, Francia y Centroamérica”, aseguró… Anotó que “en este momento el sector, al establecerse el invierno, se está preparando para plantar otras 1,200 hectáreas (1,700 manzanas) o 1.1 millones de árboles”… Reconoció sin embargo, “una alarmante explotación irracional de nuestros bosques mediante la tala indiscriminada, el avance de la frontera agrícola, a lo que se ha sumado el problema de dos años de sequía, los incendios forestales y la afectación del gorgojo descortezador”.

… SON ACTIVIDADES ILEGALES…

“Las actividades ilegales están amenazando importantes áreas protegidas y nuestras tierras de vocación forestal, poniendo en peligro las fuentes de agua para consumo humano, la flora y fauna, la existencia de bosques naturales y la subsistencia de las comunidades y de la población en general. Esa situación ha obligado a que el Gobierno haya suspendido la entrega de guías forestales y el otorgamiento de permisos de transporte y exportación de madera en todo el territorio, incluso para la madera proveniente de plantaciones forestales debidamente registradas en el Inafor”, dijo José Adán Aguerri… Precisó que la posición del COSEP “es que las plantaciones forestales no deben ser parte de esta medida gubernamental” porque “después de años de inversión, la industria legal de reforestación está haciendo la primera o segunda cosecha de sus plantaciones para exportar a nuevos mercados o para abastecer al mercado local”. 

… AL OÍDO…

“Lo anterior puede tener repercusiones negativas en el empleo y las exportaciones del país, castigando en general a un amplio sector que vive directa o indirectamente de las actividades forestales legales, igual que a otros sectores, como la construcción, zona franca, agroindustria, energía y transporte, que son usuarios directos de productos de madera que se originan en estas plantaciones. Pero además estaría transmitiendo un mensaje negativo para quienes invierten en cultivar árboles ahora, ya que no tendrían la seguridad de que podrán aprovecharlos y mantener una operación estable y eficiente de su inversión en el futuro, aunque estén legalmente cumpliendo con todas las regulaciones que rige a este sector”. José Adán Aguerri, Presidente del COSEP.