MICROFINANCIERAS PONEN MÁS RECURSOS EN EL CAMPO

microfinancieras


Honduras es el país con más microfinancieras afiliadas y el que cuenta con más sucursales en Centroamérica, pero Nicaragua el que tiene más clientes, destaca el “Análisis del sector microfinanciero en Centroamérica” elaborado por la firma SC Riesgo… Según el estudio, Nicaragua tiene 23 microfinancieras afiliadas, 196 agencias, 261,832 clientes, 223.46 millones de dólares en cartera, 65.7% son clientes mujeres y el 54.9% es cartera rural… La mayor participación con respecto al total de clientes lo presenta FDL con 23,8%, seguido por PROMUJER y Financiera Finca, ambas con una participación de 17,7% y con respecto a la cartera igualmente en primer lugar está concentrada en la institución microfinancieras FDL (34,4%) seguido por Financiera Finca (13,9%) y Financiera Fundeser (12,6%), aunque en el último año esta última ha crecido extraordinariamente… En general durante el año 2015, el sector microfinanciero nicaragüense mantuvo un crecimiento robusto al expandir su cartera alrededor del 14%, según datos de ASOMIF, sin incluir el impacto que tuvo la incorporación de las nuevas instituciones socias de la Asociación.

… HACIA LA DIVERSIFICACIÓN…

Según el estudio de SC Riesgo, las instituciones de Nicaragua así como en la mayoría de los países de Centroamérica han buscado la diversificación de productos y servicios de acuerdo con las necesidades de los clientes, ofreciendo préstamos a la vivienda, préstamos hipotecarios, microseguros y micropensiones… Posterior al movimiento de “No Pago” en el 2010, la supervisión en el sector microfinanciero nicaragüense mejoró y se promulgaron leyes tales como la Ley de Fomento y Regulación de las Microfinanzas, a través de la cual se mejora la capacidad de supervisión y transparencia en el sector… De acuerdo con el Microscopio Global 2015, todavía quedan algunas normas pendientes a pesar de que la aplicación de las disposiciones de esta ley está muy avanzada… Lo anterior brinda más tiempo a las instituciones microfinancieras para que se adapten y cumplan con los requisitos de mantener un adecuado proceso interno relacionado con la declaración de información, regulación prudencial y protección a los clientes.