CENTRO CARTER SE SIENTE ATACADO

Centro-Carter


Organismos internacionales han reaccionado hoy a lo dicho el sábado por el Presidente Daniel Ortega de no permitir la observación en las elecciones de noviembre… Uno de ellos, el Centro Carter, dijo en un comunicado oficial esta tarde desde su sede en Atlanta, que el mandatario “le ha cerrado la puerta a la observación internacional de las elecciones presidenciales que se celebrarán el 6 de noviembre del 2016, a pesar del clamor por la observación electoral por una mayoría de los nicaragüenses”, considerando que esto “es un ataque a la comunidad internacional”… “El Presidente Ortega rechazó la oportunidad de confirmar la adhesión de Nicaragua a las normas democráticas para los procesos electorales que proporcionan garantías a los ciudadanos y fomentan la participación”, según el Centro Carter… “Habíamos bienvenido la posibilidad de observar las elecciones nicaragüenses de este año y lamentamos la decisión de ignorar un componente clave del propio código electoral de Nicaragua”, afirmaron.

… DEPARTAMENTO DE ESTADO TAMBIÉN…

Esta tarde la oficina de derechos humanos del Departamento de Estado en su cuenta de Twitter también reaccionó sobre la no observación electoral en los comicios nicaragüenses… “Decepcionada que gobierno de Nicaragua rechaza observación electoral solicitada por la empresa privada nica, iglesia, sociedad civil y ciudadanía”, afirman y señalan: “Seguimos instando a Nicaragua para que permita la observación electoral solicitada por los ciudadanos de Nicaragua”.

… EL PLC SE SUMA A RECLAMOS…

El Partido Liberal Constitucionalista, su Junta Directiva Nacional y los Presidentes de todos los Departamentos del país y Regiones Autónomas Caribeñas, exigió al gobierno que invite a observadores nacionales e internacionales para los comicios de noviembre… La voz cantante la llevó el ex presidente del país y Presidente Honorario Vitalicio del PLC, Arnoldo Alemán quien calificó la no invitación de observadores como un “acto reprochable y antidemocrático”… Insistió en que la presencia de Observadores Nacionales e Internacionales lo manda la ley Electoral vigente.