MONITOREAN RELACIÓN CON RUSIA

RUSIA-NICARAGUA2


La relación entre Nicaragua y Rusia está siendo monitoreada por los congresistas norteamericanos, asegura hoy el diario “McClatchy”, anotando que “está aumentando la preocupación en Washington”… Según el rotativo, “la administración Obama está monitoreando de cerca la presencia de Rusia en Nicaragua y ha expresado su preocupación por la falta de espacios democráticos. La Casa Blanca trató infructuosamente de presionar al presidente Daniel Ortega para permitir observadores internacionales para las elecciones de noviembre. Y ahora los miembros desilusionados del Congreso, dirigido por la representante republicana de Miami. Ileana Ros-Lehtinen, desean presionar económica a (Daniel) Ortega”, dice McClatchy… “La única forma en que los gustos de (el presidente venezolano Nicolás) Maduro u Ortega sentirán la presión es cortando su acceso al dinero,” dijo Ros-Lehtinen.

… NO TODOS ESTÁN DE ACUERDO…

En la Cámara de Representantes no todos están de acuerdo con ejercer sanciones económicas a Nicaragua… El representante demócrata por Texas, Joaquín Castro, dijo que era mejor trabajar en exigir rendición de cuentas y concentrarse en esfuerzos diplomáticos.

… MAS ALLÁ DE LA REALIDAD VIRTUAL…

Los congresistas cubanos en Estados Unidos han emprendido este tipo de iniciativas en diversas ocasiones, sin ningún éxito. Las más recientes han sido contra Venezuela, sin pasar a más. De hecho, Cuba está en proceso de normalización de relaciones con Estados Unidos a pesar de la oposición de los congresistas cubanos… El trámite de una ley de este tipo es engorroso y tardado. Primero va a una comisión de la cámara baja, después sube a un comité del senado, después baja otra vez a comisión, antes de pasar al plenario de la cámara baja; después de ir y volver entre el plenario y la comisión, una vez aprobada por los congresistas, sube de nuevo a un comité del senado, donde se hacen nuevas modificaciones, y finalmente se vota en el senado, siempre y cuando no haya tenido que regresar a la cámara baja por discrepancias o desencuentros entre ambas cámaras… Un trámite como ese, en condiciones frías como las actuales, toma fácilmente un año y medio o dos años, y si la iniciativa tiene éxito, tiene que ser refrendada por la Casa Blanca.

… CAMINO LARGO…

Lo más probable es que el trámite desemboque en alguna declaración de censura por parte de la cámara baja. Es muy poco probable que lo haga el congreso en su totalidad. En el escenario extremo de que el Congreso pasara una ley contra Nicaragua, el Presidente de Estados Unidos tiene la posibilidad de vetarla, pero antes puede usar múltiples recursos para empantanarla en el proceso legislativo. Esto tiende a ocurrir cuando el Congreso quiere tomar medidas de política exterior, que se consideran potestad del ejecutivo… Además, en el 2017 habrá un nuevo Presidente en Estados Unidos con sus propias prioridades… Si se llegara a condicionar el voto de Estados Unidos en los multilaterales por una ley que sea refrendada por la Casa Blanca, los espacios que Estados Unidos tienen para frenar la ayuda multilateral no son los que eran en los años 60 o 70.

… NO HAY PODER DE VETO…

Estados Unidos no tiene poder de veto en el Banco Mundial ni en el FMI, ni en el capital ordinario del BID ni en el BCIE, ni en ninguna de las agencias de Naciones Unidas. Lo que pueden hacer, y de hecho hacen cuando tienen razones políticas para hacerlo, es demorar los trámites de aprobación de préstamos… El único espacio donde Estados Unidos conserva poder de veto es en el Fondo de Operaciones Especiales del BID, donde en un escenario extremo, después de pasados dieciocho meses y superado mil escollos, una ley de esta naturaleza llegaría a lo sumo a dejar a discreción del ejecutivo votar en contra de algún financiamiento a Nicaragua… Hasta ahora, esta iniciativa de bloquear préstamos a Nicaragua ha sido solo una expresión minoritaria de censura, derivada de las gestiones de pequeños grupos nicaragüenses en la Florida, contra el gobierno nicaragüense… De cualquier forma, no es prudente tampoco descartar que no pueda ser aprobada y ejecutada.