SEÑALES, MENSAJES Y SIMBOLOS EN CONVIVIO NAVIDEÑO DE AMCHAM


La Cámara Americana de Comercio de Nicaragua (AMCHAM) reunió anoche a empresarios, políticos, diplomáticos, funcionarios de gobierno del más alto nivel, diputados, directores de medios de comunicación, intelectuales, académicos, representantes de organismos multilaterales, entre otros en su tradicional coctel navideño, en donde hubo mucho simbolismo y diversos mensajes, sobre todo de pluralidad… Por ejemplo estaban juntos, pero no revueltos, el ex presidente Arnoldo Alemán, líder del PLC con la diputada electa María Fernanda Flores y el ex diputado Eduardo Montealegre, que participaron del evento pero no se saludaron, ubicándose en lugares opuestos… Resaltaba la presencia del canciller Samuel Santos; el delegado presidencial para las inversiones, Álvaro Baltodano; el asesor presidencial Bayardo Arce; el coordinador de la bancada del FSLN, Edwin Castro; el diputado sandinista José Figueroa… Pero estaban ahí también el ex diputado por el MRS, Enrique Sáenz; los ex diputados liberales Carlos Langrand y Elíseo Núñez Morales y la dirigente del FAD-MRS, Violeta Granera… No se vio a ex candidatos presidenciales que participaron en la contienda de noviembre del PLC, PLI, APRE, ALN y Partido Conservador.

… TODAS LAS EXPECTATIVAS PUESTAS EN ENERO…

La comidilla de la noche fue lo que va a pasar en enero próximo, en donde los empresarios sobre todo fijan sus expectativas con cierta preocupación… En enero debe asumir la nueva Asamblea Nacional; deberá realizarse la toma de posesión del Presidente Daniel Ortega y la nueva vicepresidenta electa, Rosario Murillo; debe emitirse un informe separado o conjunto del gobierno de Nicaragua y la OEA, y debe asumir el poder y definir sus políticas el Presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump… A los empresarios nacionales preocupa mucho más la relación bilateral y comercial con Estados Unidos y el futuro de la Nica Act que cualquier otra cosa… Creen que el gobierno sandinista tendrá que flexibilizar asuntos electorales para las municipales del 2017 y que podría haber un buen entendimiento con la OEA, pero lo que decida la Casa Blanca en la administración Trump es lo que acapara la atención.