ECONOMÍA NACIONAL SIN RIESGOS INTERNOS


Moody’s Investors Service ha confirmado las calificaciones de emisiones de monedas extranjeras y locales B2 a favor del gobierno de Nicaragua y cambió la perspectiva de positiva a estable… Dos factores clave apuntalan la perspectiva positiva. Primero, la persistencia de la estabilidad fiscal y perspectivas económicas favorables, a pesar de una significativa disminución de los flujos financieros de la cooperación petrolera de Venezuela, señala la analista internacional de riesgos… Segundo, la expectativa de Moody’s de que las políticas macroeconómicas de las autoridades de Nicaragua mitigarán el impacto de posibles shocks externos futuros y apoyarán el fortalecimiento del perfil de crédito soberano… “La afirmación de la calificación B2 refleja las fortalezas crediticias, incluido un fuerte crecimiento económico, un marco de políticas orientado al mantenimiento de la estabilidad macroeconómica, así como una deuda y una carga de intereses inferiores a la de los pares. Estas fortalezas equilibran los desafíos de crédito que plantea el bajo ingreso per cápita y una alta proporción de deuda pública denominada en moneda extranjera”, dice Moody´s… Sostiene que los niveles de riesgo de país en moneda local de largo plazo de Nicaragua permanecen sin cambios en Ba3 y el techo de bonos en moneda extranjera y el techo de depósitos bancarios en moneda extranjera también permanecen sin cambios en B1 / NP y B3 / NP, respectivamente… Insiste en que a pesar del significativo descenso de los flujos financieros netos de Venezuela, las autoridades nicaragüenses han mantenido la estabilidad fiscal en los últimos dos años y han mantenido un entorno operativo que ofrece perspectivas favorables para el crecimiento y las cuentas externas… “En el marco de la iniciativa Petrocaribe, Nicaragua se ha beneficiado desde 2008 de préstamos e inversiones extranjeras directas (IED) de Venezuela. Estos préstamos financiaron algunos gastos sociales y de inversión no presupuestarios. El gasto social representó aproximadamente un tercio de los préstamos recibidos y se dirigió principalmente a subsidios y transferencias sociales”, señala el análisis.

… GOBIERNO ESTA ADMINISTRANDO BIEN LA ECONOMÍA… 

“En 2010-11, estos préstamos representaron el 5,9% del PIB, descendiendo a 4,0% en 2014 y 0,7% en 2016. La aparente dependencia de los flujos financieros de Venezuela planteó una restricción en el perfil del crédito soberano debido a los efectos fiscales y económicos negativos Implicaciones de una posible disminución y cesación de estos flujos”, añade Moodys… Observa sin embargo que, “aunque ha habido una disminución de estos flujos, las medidas tomadas por el gobierno han limitado el impacto fiscal de esta disminución”, porque “el gasto social fuera de balance cayó al 0,3% del PIB en 2016 de 2,0% en 2012-13”.

… IMPACTOS BIEN MANEJADOS… 

“Este gasto fuera de balance sólo se absorbió en parte en el balance del gobierno, debido a los menores costos asociados con los subsidios de transporte, ya que los precios del petróleo se mantuvieron bajos, así como los recortes netos en los programas de gasto social. Estos recortes en los gastos ayudaron a contener el déficit de las administraciones públicas a un nivel moderado de alrededor del 2% del PIB antes de incluir las subvenciones”, destaca Moody´s.