NO MÁS GUERRA Y CONFRONTACIÓN

El Presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

El Presidente Daniel Ortega aseguró que a pesar de buscar la paz en 1979 se impulsó entre 1979 y 1990 la guerra y se libró una dura batalla y sangrienta, “alimentada por los mismos que habían invadido Nicaragua innumerables veces” que sembraron la guerra entre hermanos… “Y lo que costó alcanzar la paz. Y lo que significó el esfuerzo, la entereza, y la humildad de quienes fueron determinantes en ese proceso de Paz”, dijo reconociendo al Cardenal Miguel Obando y Bravo que fue mediador en muchos conflictos y que a pesar de las contradicciones con la Iglesia Católica no dudó en presidir la Comisión Nacional de Reconciliación y contribuir a la paz del país.

… EL QUE TENGA OÍDOS QUE OIGA…

Al valorar el esfuerzo del Cardenal Miguel Obando y Bravo y la asistencia a las urnas de obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua el domingo pasado, el Presidente Daniel Ortega dijo que lo hicieron “porque el Cardenal Miguel y el Cardenal Leopoldo Brenes vivieron toda esa etapa aquí en Nicaragua (de guerra)”… “Ellos no estaban fuera, vivieron esa etapa, supieron lo que era el dolor en las familias nicaragüenses. Ahora es fácil, que, unos que se la pasaron afuera todo ese tiempo, vengan a hablar como los más bravucones y los más radicales”, manifestó.

… EN 78 PALABRAS… 

“Ellos sí supieron, el Cardenal Miguel y el Cardenal Leopoldo, entonces trabajaba a la par con el Cardenal Miguel, y ellos recuerdan lo que era moverse bajo las balas en medio de la guerra, tanto en la etapa final de la insurrección contra la tiranía somocista, donde ellos anduvieron salvando vidas, como en todo el período de la guerra de 1979-1980, hasta 1987, 88, 89 que se fueron firmando los acuerdos de paz, y finalmente alcanzamos la paz”. Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

… PIDIERON MEDIAR A RELIGIOSOS DEL CARIBE…

El Presidente Daniel Ortega reveló que ante los actos de violencia en el caribe, luego que Yátama no aceptara los resultados electorales, su gobierno les pidió a obispos y sacerdotes católicos y líderes evangélicos de esa región mediar para cesar la violencia… “Por lo tanto, tenemos que seguir trabajando por la reconciliación, para seguir asegurando la paz, la estabilidad, que nos permiten a la vez fortalecer esta gran alianza que tenemos en el campo económico y social con los diferentes sectores y actores económicos de nuestro país, y que eso nos asegure más crecimiento económico”, anotó.