BCIE APRUEBA 2 MIL MILLONES MÁS A NICARAGUA


El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) aprobó la “Estrategia de País Nicaragua 2018-2022”, y recursos por el orden de los 2,000 millones de dólares a nuestro país… El BCIE hizo el anuncio en Managua, en el segundo y último día de su sesión ordinaria del mes de febrero, en la que abordó los temas estratégicos para la región en el corto y mediano plazo… La “Estrategia de País Nicaragua 2018-2022” incluye objetivos como impulsar el crecimiento económico, la generación de empleos de calidad, reducción de la pobreza y la desigualdad, la conservación del medio ambiente, y la equidad de género… La misma “permitirá darles continuidad a los logros de la Estrategia 2013-2017 con la materialización de espacios de coincidencia entre las autoridades nicaragüenses y el enfoque estratégico institucional BCIE, y el continuo apoyo a las prioridades de desarrollo de Nicaragua para el próximo quinquenio”, resaltó el banco regional… De los 2.000 millones de dólares aprobados para el quinquenio que inicia, el BCIE desembolsará 1.600 millones de dólares, “lo que representaría un incremento de 14,3 por ciento y 68,8 por ciento, respectivamente, con respecto a la estrategia de país 2013-2017”, detalló… En el ciclo anterior el BCIE contribuyó con el 47,1 por ciento de los kilómetros de carreteras construidos en Nicaragua, el 23 por ciento de los desembolsos de la Inversión Extranjera Directa (IED), y el 72,2 por ciento de las conexiones nuevas en la red de agua potable, especificó la entidad… El BCIE reconoce los crecientes espacios de inversión en el país, la destacable capacidad de ejecución de las unidades operativas a cargo de los proyectos, así como la mayor capacidad de absorción de la economía… Adicionalmente, el BCIE ha incorporado en su oferta varios aspectos fundamentales que estratégicamente persigue el Gobierno de Nicaragua, entre ellos la reforma fiscal, los cambios estructurales en el sector de energía eléctrica, el Plan Maestro de Desarrollo Urbano de Managua, los planes para el desarrollo integral del Golfo de Fonseca, los planes de desarrollo de la infraestructura portuaria, así como el fortalecimiento de la dinámica económica y la sostenibilidad fiscal.

… FINANCIAMIENTO DE GRAN MAGNITUD… El BCIE ha incorporado una programación financiera de carácter indicativo que sugiere la magnitud del compromiso del Banco para llevar al país a mayores estadios de desarrollo… En ese contexto, para el período 2018-2022, el BCIE apunta a incrementar la participación en los saldos de cartera crediticia de 14.1% en 2017 a 16.0% en 2022… Asimismo, en términos de aprobaciones, se estima pasar de un promedio anual de US$349.6 millones de aprobaciones en el período 2013-2017 a un promedio anual de US$400.0 millones… Con ello se alcanzarían aprobaciones acumuladas por un monto de US$2,000.0 millones, en el quinquenio.

… RECONOCEN AVANCES… En el contexto de la realidad centroamericana, los avances que ha mostrado el país lo posicionan en una plataforma privilegiada, pues el impulso alcanzado puede servir de base para escalar gradualmente a nuevos estadios de crecimiento y desarrollo… De cara a esta realidad, el apoyo de los organismos multilaterales, en conjunto con un manejo prudente de la deuda pública, puede contribuir a consolidar y afianzar los logros obtenidos a la fecha, especialmente en materia de competitividad, inversión, desarrollo de infraestructura, y el clima de negocios.

… NICARAGUA ESTA VALIDADA… Cabe destacar que los resultados económicos, especialmente de la gestión fiscal, le han valido a Nicaragua el reconocimiento de las agencias calificadoras de riesgos… Nicaragua ostenta calificaciones de B+ con perspectiva estable de parte de Fitch Ratings y Standard & Poor´s. Así mismo, Moody´s Investor Service ratificó el 20 de julio de 2017 la calificación de deuda soberana de Nicaragua en B2, elevándole la perspectiva de estable a positiva, fundamentando su decisión en la continuidad de estabilidad fiscal y las perspectivas económicas favorable, así como en la expectativa de que las políticas macroeconómicas de las autoridades mitigarán el impacto de posibles shocks externos futuros.