EMPRESARIOS QUIEREN INSS Y MÁS


Las cúpulas del sector privado viraron en su posición de ayer al condicionar un diálogo con el gobierno, asumido hoy por el Presidente Daniel Ortega para discutir los temas relaciones a la seguridad social, subsidios y reforma fiscal para revisar las exoneraciones que el Estado otorga.

En un nuevo posicionamiento esta tarde, el COSEP calificó de represión el actuar de la Policía Nacional y exigió que cese de inmediato y “las fuerzas de choque afines al gobierno” (Juventud Sandinista) y “garantizar el derecho a la libre movilización pacífica”.

Además piden “liberar de forma inmediata a los ciudadanos detenidos por ejercer su derecho a expresarse libre y pacíficamente”, que para el Ejecutivo son delincuentes comunes bien identificados.

“Restablecer y garantizar la irrestricta libertad de prensa y expresión. No podemos ir a un diálogo si no se cumplen estas mínimas condiciones para establecerlo”, dice el COSEP.

Pero los empresarios escalaron también sus demandas más allá de la reforma al sistema de pensiones, los subsidios y la reforma fiscal, al pedir “una agenda amplia en la que se incluyan los temas de interés nacional con la participación de representantes de Jóvenes, Sectores Académicos y la Conferencia Episcopal”, sin especificar cuáles son estos temas nacionales.

“Urgimos al gobierno a crear estas condiciones en forma inmediata para evitar más derramamiento de sangre”, insiste el COSEP, a la vez de declarar su total apoyo “a los jóvenes y a la población en general, que se han movilizado y manifestado pacíficamente en defensa de sus principios y derechos”.

El COSEP no se refiere a los grupos que han asaltado y quemado instituciones públicas, ni saqueados negocios en diversas ciudades.

En la misma línea se pronunció después la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham), diciendo que “acompaña en su dolor a las familias de los muertos y heridos.  Nos solidarizamos con todos los nicaragüenses que se han manifestado para expresar sus posiciones”.

“Lamentamos que a pesar de los llamados para detener la violencia y que se respeten los derechos a la libre movilización y expresión, esta situación ha continuado. Reiteramos nuestro llamado a que se cumplan las siguientes condiciones previas a cualquier proceso de diálogo: Alto a la violencia y la represión; Garantía de la seguridad física de todos los nicaragüenses; Respeto al derecho de movilización pacífica; Respeto a la libertad de expresión; Restablecimiento de todos los medios de comunicación suspendidos”.

Igual que el COSEP, AMCHAM exhorta a “un diálogo multisectorial inclusivo, que responda a los temas de prioridad nacional en el que la voz de todos los nicaragüenses esté representada”.

Muchos empresarios, miembros de cámaras empresariales se lanzaron también a las calles a manifestarse de manera pacífica en diferentes puntos de Managua, como Donald Tuckler de ANAPA quien dijo que la mesa de diálogo que proponen debe ser garantizada por la Iglesia Católica a través de los obispos.

Lucy Valenti, Presidenta de CANATUR, dijo a Notivos del Canal 14, que estaban preocupados porque muchos turistas que tenían reservas para viajar a Nicaragua a hacer turismo, la suspendieron. Pidió que la propuesta del COSEP y sus puntos sea atendida y que se le permita a la gente manifestarse cívicamente y que se escuche el sentir de la población e ir a un diálogo.

“Esperamos una respuesta positiva a las demandas que ha hecho el COSEP ahora sobre algo que se amplió y por discutir, tiene que terminarse la represión, que se retire la policía de la calle y que haya libertad de expresión y de prensa, condiciones mínimas”, manifestó.

Por su parte, el Partido Ciudadanos por la Libertad, denunció y demandó “el cese de la represión desmedida de la Policía Nacional, de los antimotines y de la Juventud Sandinista, en contra de los jóvenes que se decidieron a protestar por sus derechos, y reiteramos nuestro respeto hacia ellos en la reivindicación de su rol en la lucha por una Nicaragua libre, cuando nuevamente han ofrendado con sangre su aspiración a ser libres y a vivir en democracia y en paz”.

CXL demandó un “diálogo nacional incluyente, con todos los sectores de la población, y específicamente con la participación de los estudiantes universitarios y la Conferencia Episcopal, un diálogo más allá de los temas económicos, que incluya temas de reformas estructurales profundas incluyendo elecciones libres y transparentes en el menor plazo posible”.

Hacen un llamado al “empresariado nacional recordándoles la responsabilidad de coadyuvar en la restitución de la república” y llaman “a la Comunidad Internacional para su solidaridad y atención a la grave crisis que atraviesa nuestro país”.

El PLC por su parte, anunció que ellos y sus bases también marcharán en Managua el próximo lunes por la mañana, con simpatizantes traídos de diferentes partes del país.