UPOLI SE PRONUNCIA


El Instituto “Martin Luther King”, de la Universidad Politécnica de Nicaragua – UPOLI, ante los últimos acontecimientos que se desarrollan en el país, dijo que “una buena gobernanza se realiza en el marco del Estado de Derecho, bajo el imperio de la Ley y con el uso de los mecanismos democráticos, del consenso y la concertación en aquellas decisiones que afectan los intereses de los distintos sectores de la sociedad” y que “la imposición, el no reconocimiento de los derechos y valores fundamentales que la ley custodia y que son fundamento de la vida democrática, atentan contra la convivencia pacífica y generan espirales de violencia como las que está sufriendo desde hace tres días la sociedad nicaragüense”.

Insisten en que “el diálogo es el instrumento fundamental de hacer las paces, pero el diálogo lleva al reconocimiento del otro en sus diferencias y legitimidad de sus intereses. El diálogo debe buscar la superación del conflicto de manera duradera y la reconciliación, en busca de la unidad perdida” y sostienen que “el movimiento de nuestra juventud es de carácter profundamente ético y moral porque apuntan al respeto de la ley y la superación de la injusticia en contra de los sectores más pobres y vulnerables de nuestro país”.

“Ante los anuncios sensatos del gobierno de reiniciar el diálogo tripartito con los empresarios y sectores de trabajadores, consideramos que el diálogo debe de ser de carácter nacional, con una agenda más amplia y con más amplios interlocutores, incorporando en primerísimo lugar a la juventud. El documento de los obispos nicaragüenses del 2014 puede ser un punto de partida”, dice la UPOLI, que a la vez considera “que la intervención del presidente de la república Daniel Ortega el día hoy, esperamos que sea un primer paso en la búsqueda de una conciencia más profunda e integral de nuestros problemas para encontrar las vías de su superación”.

Por su parte, el Consejo Nacional de Universidades (CNU) respaldó la decisión del Presidente de la República Daniel Ortega de restablecer el diálogo, con una visión de nación, como condición fundamental para resolver la actual situación que vive el país.

El CNU rechazó el daño a la propiedad pública y privada, incluyendo los cuantiosos daños causados en varios de los recintos universitarios y rechazaron que los recintos universitarios sean ocupados por personas ajenas a la comunidad universitaria, con fines y propósitos diferentes a la naturaleza institucional, señala el CNU.

PROTESTAN EN LA UPOLI

En las afueras de la Universidad UPOLI se mantuvo la protesta de grupos de jóvenes durante todo el día y enfrentamientos con tropas antimotines de la Policía Nacional. Denunciaron que les cortaron el fluido eléctrico a la UPOLI y barrios aledaños y que estaban cercados por la policía.

Centenares de sandinistas salieron a las calles en la tarde-noche para proteger y resguardar instituciones públicas amenazadas con ser incendiadas por los protestantes que ahora ya no reclaman por las reformas al sistema de pensiones sino que exigen el fin del gobierno.

Los hospitales públicos, centros de salud, institutos escolares, oficinas gubernamentales eran protegidas.