UNA REFORMA TOTAL

La propuesta de los obispos en la agenda del diálogo de hoy contempla una reforma total del Estado, desde terminar dos años antes el período del Presidente Daniel Ortega; la Asamblea Nacional y el Parlamento Centroamericano; 5 años antes el período de los alcaldes y concejales; y un año el periodo de magistrados de los poderes electoral; judicial; contraloría; derechos humanos; Fiscalía… Entre las propuestas se contempla eliminar la relección presidencial indefinida que fue aprobada por una enmienda constitucional en el 2014, y la diputación automática para el segundo lugar en las elecciones generales, acordada en otra reforma del año 2000.

… RETORNO A LA REFORMA DEL 95… Se sugiere, además, eliminar el porcentaje actual para ganar en primera vuelta del 35%, aprobado en la reforma constitucional del 2000, y volver a la de 1995, sin reformar la Constitución, que era del 50% más uno de los votos válidos emitidos… Igual, un nuevo Consejo Supremo Electoral integrado por personas honestas y probas, pero que serían, no electas en la Asamblea Nacional por ternas, como dice la Constitución, sino salidas del seno del diálogo nacional mediante un acuerdo entre las partes… Para que todas estas reformas y las de carácter más preciso del CSE, se sugería una reforma a la Ley Orgánica la Asamblea Nacional, para que en una Ley Marco se estableciera que estos acuerdos convertidos en ley se comenzaran a aplicar en el 2018.

… VIOLA LA CONSTITUCIÓN… Esa última propuesta violaría la Constitución Política, por cuanto la misma Carta Magna establece que para ser reformada tiene que ser en dos períodos consecutivos y una ley ordinaria no puede estar por encima de la norma constitucional… Se le quitaban atribuciones a la Asamblea Nacional, al establecer que “las nuevas autoridades del CSE; CSJ; y Contraloría y autoridades que requieran designación de la Asamblea Nacional serian nombrados producto del consenso de la mesa del diálogo”… Se sugiere que la reforma a la ley electoral igualmente sea producto del consenso en el diálogo.

… NO RECONOCEN ACUERDOS DE LA OEA 2018… El documento propone que la reforma a la Ley Electoral se hiciese “de acuerdo a la hoja de ruta formulada tanto por la OEA como por la Unión Europea en sus informes electorales del 2011 y del 2016, sin tomar en cuenta las reformas ya acordadas entre la OEA y el gobierno de Nicaragua en el Memorándum de Entendimiento del 2018… Esa reforma electoral debería permitir la observación nacional e internacional; la suscripción popular; la creación de un Instituto nacional de cedulación autónomo e independiente.

… NO JUNTA DE GOBIERNO, NI GOBIERNO DE TRANSICIÓN… En la propuesta llama poderosamente la atención, que los obispos no plantean la tesis de un sector de la oposición que ha estado insistiendo en una salida abrupta del gobierno, la renuncia de todo el Gobierno y el establecimiento de una Junta de Gobierno o Gobierno de Transición, como se insistió en las dos primeras sesiones.

… DENTRO DEL MARCO DE LA CONSTITUCIÓN… Otro aspecto de la propuesta dice que las reformas serian producto de un gran “acuerdo nacional” y que serían “desarrollados, calendarizados y articulados en el referido diálogo nacional, a través de las acciones constitucionales y legales correspondientes”… Pero el diálogo, prácticamente se convertiría en una Asamblea Nacional Constituyente, pero sin haber sido electa por nadie.