GOBIERNO REITERA RUTA DEL DIÁLOGO

El gobierno de Nicaragua a través de la Vicepresidenta Rosario Murillo, remarcó hoy la disposición al diálogo y el acuerdo de convivencia entre los nicaragüenses… Al insistir en la fe para lograr la unidad sostuvo que “Dios fortalece esa unidad para que vayamos descubriendo, encontrando y habitando rutas de encuentro de todos los nicaragüenses, rutas que nos permitan escucharnos, que nos permitan tomar en cuenta todas las posibilidades, todas las perspectivas y buscar lo mejor para Nicaragua porque todos somos, en primer lugar hijos de Dios, en primer lugar hijos de Nicaragua”… Subrayó que “todos queremos, sabemos que queremos de distintas maneras, lo mejor para Nicaragua y lo mejor para Nicaragua en estos momentos es la paz, la paz y la fe, tener fe para caminar rutas de diálogo y paz, tener fe para caminar rutas de justicia, diálogo y paz; tener fe para encontrarnos, reunirnos y resolver, empezar a resolver, empezar a tratar aquellos puntos que debemos considerar todos con el bien común y el buen corazón y la buena fe en el centro”.

… QUEREMOS LA PAZ…

La Vicepresidenta Rosario Murillo aseguró una vez más que el Gobierno quiere la paz… “Ya no más. Todos queremos paz. Todos queremos trascender estas circunstancias duras, dolorosas, trágicas, todos queremos encontrar en las mesas de diálogo las posibilidades de trazar un camino para ir adelante en esta Nicaragua, fortaleciendo la paz, creando paz. Nuevos tiempos de paz, de seguridad, tranquilidad y de bien común”, subrayó… Admitió que vivimos tiempos difíciles… “Es difícil, que porque nunca las personas aprendemos a ver al prójimo como a nosotros mismos, difícil pero no imposible, porque todos sabemos que con Dios no hay imposible; no hay imposible y por eso nosotros sabemos que con fe, con esperanza y con buen corazón, todos estos tiempos difíciles pasarán, definitivamente”.

… ASÍ SE DIJO…

“Y vamos a ser capaces de reunirnos, dejando atrás los odios, los egoísmos, esa incapacidad para pensar en el bien común y en las necesidades de los más vulnerables, de los que tienen menos. Dejaremos atrás esos tiempos, en nombre de Dios, en nombre de Jesús, en nombre de María, dejaremos atrás esos tiempos y seremos capaces de ver, de sentir esa necesidad del prójimo de trabajar, de ver y sentir esa necesidad de las personas de no desatender sus oficios, sus labores. Todo lo que represente alimento en la mesa familiar. Seremos capaces de volver a verlo y seremos capaces también de no realizar acciones de odio contra nadie, respetar la integridad del ser humano, respetar al ser humano en todas partes; la dignidad del ser humano”. Rosario Murillo, Vicepresidenta de Nicaragua.