DIÁLOGO SIGUE SIENDO EL CAMINO

La historia de Nicaragua está plagada de muchos ejemplos, de cómo cuando no hemos sido capaces los nicaragüenses de dialogar para encontrar una salida a las divergencias, diferencias y conflictos, hemos ido a la guerra y después nos hemos sentado a la mesa con dolorosos saldos trágicos… Basta recordar la guerra nacional que trajo a William Walker, extranjero norteamericano que después se declaró Presidente de Nicaragua e instauró la esclavitud; las intervenciones norteamericanas cuando liberales y conservadores iban de golpes en golpes de Estado y lomazos; y las guerras de los años 70 y 80… El ex director de la extinta Contra, Roberto Ferrey es del criterio que la Conferencia Episcopal de Nicaragua debe insistir en el diálogo pero que la oposición también debe definir sus agendas y priorizarlas… “De las comisiones creadas, la de investigación y seguimiento tiene sus propias funciones. Con el acompañamiento internacional puede proceder a realizar sus investigaciones, apoyada en las autoridades nacionales. Los resultados de estas nos llevarán a aplicar la justicia que se reclama y a evitar impunidades”, comentó… Observó sin embargo, que “los organismos internacionales están ocupados—día a día—más en recibir denuncias nuevas, que en realizar acciones investigativas” y “para realizar libre y eficazmente su trabajo, debe haber un alto al fuego y un cese de la violencia tanto letal como pacífica” y “ello sólo puede emanar del Diálogo Nacional”… “La Comisión sobre democratización es una perogrullada, ya que sus miembros no tienen la facultad para tomar decisiones sobre esta vital temática (no son Asamblea Constituyente). Ello sólo corresponde al más alto nivel de las partes en el Diálogo, y estas partes no están siendo convocadas”, anotó… Ferrey insiste en que “existe un consenso generalizado sobre el Diálogo Nacional como único instrumento legal y democrático para llegar a solucionar la crisis que nos aqueja. Sin embargo, los Señores Obispos han tomado la decisión de no convocar al plenario”… Al referirse a lo dicho el sábado por el Presidente Daniel Ortega de que “todo tiene su tiempo” electoral, el ex directivo de la Resistencia Nicaragüense cree que no es correcto decir que se han cerrado las puertas a nuevas elecciones, y que al contrario, “la frase “todo tiene su tiempo,” creo que es la clave y envía el mensaje de busquemos ese tiempo, que es posible establecer un tiempo diferente a los tiempos constitucionales vigentes”… “Mi lectura es que el Presidente Ortega más bien reafirmó la salida electoral, diciendo: “si quieren llegar al poder busquen los votos…  ya habrá tiempo para las elecciones”.

… AL OÍDO…

“Ya no es tiempo de denuncias, lamentos y llamados a oración. Es necesario actuar y buscar esos acuerdos que nos lleven al cese de las acciones violentas y al despeje de los nublados sobre el proceso electoral a realizarse. Así se le dará al pueblo de Nicaragua el privilegio de ejercer la soberanía y decidir qué futuro desea para Nicaragua en este siglo XXI”. Roberto José Ferrey Echaverry.