NICARAGUA NO ACTUARÁ AL MARGEN DE LA LEY

Así lo dijo esta tarde en la sesión del Consejo Permanente de Derechos Humanos de la OEA, el Canciller de Nicaragua, Denis Moncada, luego de una sesión extraordinaria a petición de Estados Unidos, Canadá, Argentina, Chile y Perú, que fue secundada por otras representaciones… Este grupo de países propuso a última hora una resolución, que no fue sometida a votación por no estar en la agenda del día y no contar con los votos necesarios, pero que después de un intenso debate fue leído por la representación de Argentina y propuesto para que sea incluido en otra próxima sesión y sea votado… La propuesta de resolución condena la violencia; urge detener las muertes y los grupos civiles armados, pero hace una llamativa propuesta, de adelantar las elecciones en Nicaragua sobre la base de las reformas electorales que se realizarán de acuerdo con la OEA y no exige ninguna renuncia inmediata del gobierno sandinista, lo que podría empujar a una negociación, como se dijo hoy más claramente… El gobierno de Nicaragua, Venezuela y Bolivia objetaron esta sesión porque no contó con la aceptación del gobierno nicaragüense y porque la propuesta de resolución no estaba en la agenda del día… Moncada reiteró que el gobierno es víctima de un intento de Golpe de Estado y de acciones terroristas y que ahora se quiere cambiar al gobierno legítimamente electo por la fuerza y presionándolo para que se violente la Constitución Política con un adelanto de las elecciones y exigió a la OEA no propiciar la intervención extranjera en los asuntos internos del país… “No se puede fortalecer la democratización imponiendo la voluntad de grupos de oposición que están tratando de hacer un cambio de gobierno al margen de la Constitución y la ley, no vamos a actuar al marguen de la ley y el ordenamiento jurídico, primero hay que resolver la restauración la paz, la convivencia pacífica, la libre circulación para sentarse a dialogar y que la oposición ponga sobre la mesa los temas que desean”, resaltó… Moncada aseguró que el Gobierno está colaborando con los organismos internacionales de derechos humanos y resaltó que se hará una justicia internacional y que se aplicará la ley a quienes resulten culpables de hechos de violencia, muerte y crímenes, que sean investigados por el GIEI CIDH/OEA… Insistió en que el gobierno está dispuesto ir a la mesa del diálogo nacional y escuchar los planteamientos de la oposición sobre democratización, pero exige el cese de la violencia, el terrorismo y crear un clima de seguridad y paz, insistiendo en que Nicaragua no romperá su ordenamiento jurídico y mantendrá el orden público.