EL QUE SABE CUANDO PUEDE VOLAR Y CUANDO NO, SERÁ VICTORIOSO

Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra.

Esa máxima de Sun Tzu se aplica a la realidad de la Nicaragua de hoy, cuando la opositora Alianza Cívica ha enviado una carta al Presidente de la República, Daniel Ortega urgidos de volver al diálogo para detener los impactos en la economía nacional, que provocaron las protestas iniciales de abril y luego los paros y tranques, en una correlación de fuerzas adversa… Este bloque opositor ha dicho que envió una misiva al mandatario proponiendo retomar el diálogo nacional bajo la mediación de los obispos de la Iglesia Católica, acepta garantes internacionales e insiste en la agenda que estancó el diálogo, además de demandar la libertad de los procesados bajo acusaciones de terrorismo y la desaparición de grupos parapoliciales… Siguen pidiendo adelanto de elecciones, aunque el gobierno ha sido claro que no se alterará el orden constitucional… La oposición ha perdido presión en las calles, se ha dividido en varios grupos y se ha recostado en la presión de Estados Unidos y la OEA.

… OPORTUNIDAD PÉRDIDA… 

Entre Mayo y Julio, el gobierno urgió a los opositores desmontar los tranques, garantizar la libre circulación de los ciudadanos y no afectar su derecho de movilización y crear un clima de paz y seguridad y luego sentarse a escuchar los planteamientos sobre la democratización… En cada sesión del diálogo se pidió eso, en las mesas privadas se propuso; en conversaciones privadas igual, pero la oposición lo consideró como una debilidad del gobierno y se encerraron en que los tranques eran medios pacíficos de protesta y se negaron a desmontarlos, incrementándolos, lo cual generó violencia, confrontación; muertos; heridos; rechazo ciudadano y los consecuentes costos económicos, mayormente para el sector privado… Si a finales de mayo la oposición hubiese desmontado los tranques no hubiese quedado impedimento para discutir los aspectos políticos, pero en la oposición se impusieron los fundamentalistas y se perdió la oportunidad.

… LA EXPERIENCIA ES LA MAESTRA DE TODAS LAS COSAS… 

Lo dijo el gran cónsul romano Julio Cesar, que con paciencia y estrategia ganó muchas batallas… Mientras el país entraba en una vorágine de violencia, muerte, destrucción de la propiedad pública y privada, asesinatos de sandinistas y policías, semi paralización, paros, crisis económica, desempleo, en cambio de resolver la crisis rápidamente, se escalaron las posiciones, en gran medida porque no se calcularon los tiempos, ni los recursos, ni las capacidades, usando la presión en vez de dialogar y ceder ganando, lo cual no era una debilidad. Se menospreció la capacidad de resistencia del sandinismo, la experiencia acumulada de su liderazgo y no se valoraron fortalezas y debilidades… Se priorizaron los discursos encendidos e impresionistas que la discusión seria y directa para la solución del conflicto y se impuso una agenda de ultimátum innegociable, en cambio de priorizar las prioridades… Se perdió la oportunidad por falta de pragmatismo, las condiciones ahora son otras.