CON MÁS DEUDA, ESTABILIDAD EN RIESGO

“El buen funcionamiento y la estabilidad del sistema financiero del país siempre ha sido una función del Banco Central de Nicaragua (BCN), sin perjuicio de las normas prudenciales que la Superintendencia de Bancos y de Otras Instituciones Financieras (SIBOIF) aplica a cada una de las entidades financieras, independientemente del tamaño y del giro de los negocios de dichas entidades”, aseguró Nestor Avendaño, Presidente de COPADES… Dijo que “ahora existe la preocupación gubernamental de crear un comité de estabilidad financiera integrada por el BCN, la SIBOIF y el Fondo de Garantía de los Depósitos (FOGADE), que deberá identificar tempranamente las amenazas al sistema financiero y coordinar políticas y medidas para preservar la estabilidad financiera”… Considera que “un nuevo comité estaría sustituyendo al BCN para garantizar el cumplimiento de una función del BCN, y a un miembro del comité, el FOGADE, se le atribuiría la responsabilidad de evaluar, analizar e implementar acciones, mediadas y políticas para la estabilidad financiera del país”.

… CONFIANZA NECESARIA… 

“Es necesario el fortalecimiento de la confianza de los depositantes y de los inversionistas financieros, pero la respuesta debería ser política, en vez de una respuesta económica heterodoxa, que en el caso de ser aprobada debería ser de corto plazo porque provocará más deuda pública interna”, dice el economista Avendaño, para quien “junto a la iniciativa de ley sobre la estabilidad financiera del país, el 7 de agosto recién pasado la Asamblea Nacional también recibió la iniciativa de Ley de Modificación de la Ley Anual de Presupuesto General de la República de 2018, que incorpora la reducción de los impuestos resultante de la desaceleración del crecimiento de la producción y de la demanda interna, el mayor recorte del gasto de inversión que el del gasto de consumo del sector público para proteger el empleo en dicho sector, y, debido al aumento del déficit fiscal y al adelanto de pagos de la deuda histórica gubernamental con el INSS, vuelve a subir la deuda pública interna”.