ECONOMÍA TICA ANTE GRANDES DESAFÍOS

A cuenta de persistentes y elevados déficit fiscales, los fundamentos macroeconómicos de Costa Rica se han deteriorado en la última década. Dichos déficits han venido elevando la deuda pública, dejando al país más vulnerable ante el inminente encarecimiento del financiamiento externo como resultado de la alza de las tasas de interés en los EE.UU, sostiene Manuel Coronel Novoa, asesor del Director del FMI para Centroamérica y Brasil… “Por otro lado, el estancamiento parlamentario ha limitado la capacidad de articular e implementar una cada vez más urgente reforma fiscal e impedido la contratación de préstamos de compensación por lo que la mayor parte del financiamiento del gobierno se ha asegurado a través de emisiones internacionales de deuda soberana. Dicho esto, las nuevas autoridades –aunque sin mayoría parlamentaria- tienen la oportunidad de reiniciar la agenda política, generar consenso, y ganar apoyo para empujar la reforma”, sostiene.

… GRAN POTENCIAL…

“La economía costarricense crece a su nivel potencial y la inflación se comporta dentro del rango del objetivo de la política monetaria del Banco Central, pero hay urgencia para lidiar con crecientes vulnerabilidades relativas a la competitividad y la posición externa. La cual hasta ahora se había mantenido robusta. Sin embargo, hay reformas pendientes en la infraestructura de transporte, eficiencia en el gasto, y pasos hacia la profundización financiera, para elevar el crecimiento potencial y hacerlo más inclusivo”, estima Novoa y observa que “Costa Rica ha tenido un importante progreso en la introducción de herramientas micro y macro-prudenciales para contener los riesgos en el sistema financiero, aunque todavía quedan tareas pendientes. Las exposiciones de divisas de algunos de los bancos más grandes sugieren la necesidad de mayores y más exigentes requerimientos regulatorios. Algunas medidas pudiesen incluir mayores niveles regulatorios de capital y liquidez sobre los pasivos en divisas, y un control más estricto de los préstamos en moneda extranjera”.