EMPRESARIOS FUERON ADVERTIDOS

En mayo pasado, durante la primera sesión del diálogo nacional, el Presidente del BCN, Ovidio Reyes, advirtió a los empresarios que mientras continuaran “los tranques desestabilizadores en Nicaragua, el país sigue acumulando pérdidas de empleos, aumento en la tasa de inflación y estancando las expectativas de crecimiento de los principales sectores económicos”… Se pidió crear un clima de seguridad y tranquilidad y que los nicaragüenses pudieran movilizarse libremente, pero en toda sesión, pública y privada, la respuesta fue que la economía no era la prioridad y que los tranques no se levantarían… “No tenemos una estimación exacta de cuánto puede incrementarse la pobreza, pero al bajar la capacidad de consumo de la población esta va a aumentar. Y lo que habíamos logrado en todos estos años de haberla reducido se va a revertir. Esa es la consecuencia económica”, clamaba el titular del BCN.

… VATICINIO ACERTADO… 

“Ante esta situación queremos advertir también que el set de políticas, en la medida en que pase el tiempo, en la medida en que se van acumulando más distorsiones, el set de políticas que va a venir recomendado por los organismos internacionales va a ser más duro del que había sugerido previamente”, reiteró Ovidio Reyes e hizo ver que “todas las estimaciones serán compartidas con los organismos internacionales, particularmente con el FMI con quienes ya estamos en contacto para poder hacer una evaluación de cómo vamos a finalizar este año y cuál sería el set de políticas que vendrías”… Pero el llamado a detener los daños a la economía no fue atendido.

… APUESTA ERRADA… 

En esa misma sesión, el titular de Hacienda, Iván Acosta también llamó a la reflexión… “Definitivamente no puede ser que los que estemos en el diálogo estemos apostando a destrozar todo para gobernar nada. Eso pareciera el discurso. Yo estoy monitoreando cómo va la actividad económica y a algunos les está yendo muy bien, a una minoría que tiene mucho. Pero los campesinos, los pobres no pueden pagar el precio del tranque y el tranque violenta la movilización”, expresó… Llamó al cese a la violencia y a los tranques y permitir entrar a una discusión real… “Tenemos que dar un salto en nombre del país, en nombre de Nicaragua, donde actualmente 6.2 millones de nicaragüenses están de rehenes en los tranques”, decía Acosta, pero esos llamados fueron rechazados, los tranques se incrementaron y con ellos los daños a la economía.