COSTA RICA PUEDE ENTRAR EN CRISIS POR MIGRANTES NICAS

Un amplio reportaje del periodista Álvaro Murillo en el diario español El País, explica porque los costarricenses pueden complicarle la vida al gobierno de Carlos Alvarado con protestas xenófobas contra migrantes nicaragüenses… Entre las causas están los aprietos financieros del Gobierno tico, su estrecho margen político, la inquietud por la seguridad, la falta de empleo y un ambiente de pesimismo popular… Alvarado estaba inmerso en una posible reforma fiscal que no pudo lograr Luis Guillermo Solís y de pronto priorizó a los migrantes nicaragüenses, aumentando la presión sobre el mercado laboral, la supuesta posibilidad de enfermedades importadas y el temido ingreso de delincuentes.

… YA LE ESTÁ COSTANDO… 

La mayoría de la población costarricense reprueba la gestión del Gobierno ante la crisis en Nicaragua, según una encuesta publicada esta semana por el Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica… Este estudio muestra la baja popularidad del Gobierno al mando de Carlos Alvarado, que comenzó el 8 de mayo con solo 10 diputados oficialistas entre 57 escaños… La decisión de elegir ministros provenientes de distintos partidos políticos no se ha traducido en un mayor apoyo a su administración, que convive con un momento de pesimismo sobre la economía (75% de opiniones negativas) y sobre el rumbo de este país de desarrollo social medio-alto, conocido por un sistema de bienestar superior a los promedios en América Latina.

… MÁS PREOCUPADOS POR LA SEGURIDAD… 

La encuesta también recoge el repunte de la preocupación popular por la seguridad, que ahora es señalado como el mayor problema que tiene Costa Rica… El segundo es el desempleo (tasa del 9% junto a un 45% de informalidad) y el tercero, la crisis fiscal… Las encuestas se aplicaron en los días en que se conoció el asesinato de una turista española en la costa del Caribe y otra mexicana en el Pacífico… La opinión recogida en el estudio del CIEP muestra también una percepción sombría sobre la economía, aunque su perspectiva de crecimiento en este año supera el 3% y, por tanto, al promedio de América Latina (2,2%, según CEPAL).