VIOLENCIA Y TRANQUES HUNDIERON LA ECONOMÍA

En un contexto internacional marcado por la incertidumbre y la volatilidad, las economías de América Latina y el Caribe crecerán 1,5% en promedio en 2018, gracias a un repunte de la demanda interna, especialmente del consumo privado, y un leve aumento de la inversión, señaló la CEPAL en un nuevo informe anual… Al igual que en ocasiones anteriores, existe una gran heterogeneidad entre los distintos países y subregiones, ya que se espera que América del Sur crezca 1,2% en 2018, mientras que América Central lo haría en 3,4% y el Caribe en 1,7%. En relación a los países, República Dominicana y Panamá liderarán el crecimiento de la región, con aumentos del Producto Interno Bruto (PIB) de 5,4% y 5,2%, respectivamente, seguidos por Paraguay (4,4%), Bolivia (4,3%), Antigua y Barbuda (4,2%), y Chile y Honduras (ambos con 3,9%)… En la parte relativa a Nicaragua, la CEPAL reconoce que la economía nicaragüense mantenía un sólido y sostenido crecimiento hasta abril de este año, siendo el 4,9% del PIB en 2017, 0,2 puntos porcentuales por encima de 2016, gracias al impulso de las exportaciones. La inflación interanual se elevó al 5,8%, muy por arriba del 3,1% anotado en 2016, debido al aumento de los precios internacionales de los hidrocarburos y las materias primas, así como a un exceso en las precipitaciones pluviales al cierre del año, que elevaron los precios de varios productos alimenticios. El déficit en cuenta corriente se redujo de un 7,5% del PIB en 2016 a un 5,0% en 2017, como consecuencia, sobre todo, del dinamismo del sector exportador. El déficit del sector público no financiero se mantuvo en un 2% del PIB, mientras que el déficit del gobierno central, después de donaciones, alcanzó por segundo año consecutivo un 0,6% del PIB… El país avanzaba muy bien, dice CEPAL, al precisar que la tasa promedio de desempleo abierto a nivel nacional fue del 3,7%, en comparación con el 4,5% de 2016… El organismo de Naciones Unidas señala que aunque las reformas al sistema de pensiones fueron derogadas en Abril, que fue el argumento de las protestas, paros, tranques y paralización, “el conflicto social y político se ha profundizado, lo que ha tenido implicaciones sobre diversas actividades económicas, principalmente el turismo, el comercio y el agro, así como en el sector exportador y la inversión” y advierte que “ante el deterioro de la situación financiera del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), se estima que el déficit fiscal se incremente con respecto al año anterior” y por ello al considerar las primeras cifras que reflejan los efectos iniciales del conflicto social y político interno sobre la economía, para 2018 la CEPAL pronostica un crecimiento del PIB cercano al 0,5%.

… LAS CONSECUENCIAS…

 El BCN había pronosticado inicialmente una inflación interanual de entre el 5,5% y el 6,5% para 2018, “pero el incremento en los costos de los insumos para la producción de alimentos y las dificultades que se presentan para su distribución han provocado un alza en los precios de diversos productos alimenticios”, dice CEPAL, agregando que “a esto hay que sumar los efectos del aumento internacional de los precios del petróleo (en mayo se han registrado los precios más elevados del barril de crudo West Texas Intermediate desde noviembre de 2014), lo que llevaría a una inflación de entre un 6,5% y un 8,5% al cierre del año”.

… ACABARON CON EL EMPLEO EN CRECIMIENTO… 

“La compleja situación actual también ha afectado el empleo: el Banco Central de Nicaragua proyecta que la tasa de desempleo llegaría a una cifra cercana al 6% y se tendría una pérdida de alrededor de 81.000. El turismo, que durante los primeros meses del año mostraba una tendencia positiva, es, junto con el comercio, el sector que más ha sufrido los efectos iniciales del conflicto y los primeros datos apuntan a que la pérdida en los ingresos generados por esta actividad en el año se ubicaría en torno al 25% de la cifra presupuestada inicialmente”, observa el análisis de CEPAL… Asimismo, las cifras preliminares reveladas por el Banco Central de Nicaragua indican que los efectos negativos sobre el sector exportador  alcanzarían en 2018 los 440 millones de dólares (equivalente a alrededor del 8% de las exportaciones totales en 2017).

… DAÑOS DIRECTOS Y COLATERALES… 

Para CEPAL, “el conflicto sociopolítico iniciado en abril de 2018 ha tenido diversas consecuencias en las actividades económicas del país, las cuales se suman al creciente déficit financiero del INSS, que continuarán ejerciendo una fuerte presión sobre las finanzas del sector público” y “en vista de lo expuesto, se prevé un déficit del sector público no financiero mayor al 3% del PIB presupuestado para el cierre de 2018”… En otras palabras, el sector privado no quiso aportar 45 millones de dólares este año para oxigenar al INSS, pero las pérdidas por esa mala decisión ya superan los 2 mil millones de dólares y el reajuste necesario para salvar el INSS les costará el doble en el futuro.