EL PAÍS RESTABLECE NORMALIDAD

La Vicepresidenta Rosario Murillo dijo más temprano en su alocución diaria que los nicaragüenses dan gracias a Dios, “porque hemos restaurado la normalidad, la seguridad y el alma nicaragüense, que quiere paz y derechos humanos para todos”… “Ya están recogidas (500 mil firmas) y vamos adelante recogiendo más en demanda de justicia, en demanda de reparación y en demanda de derechos humanos para todos”, aseguró, reiterando que “Nicaragua quiere paz, y es en paz y unidad que triunfamos”, afirmó… “Gracias a Dios porque avancemos en justicia, hacia la reconciliación, el reencuentro y la paz”, añadió.

… NO MÁS VIOLENCIA… 

“No más odio, enterremos el odio, enterremos la violencia en la historia de la infamia, porque estos tres meses terribles, tenebrosos, que vivimos quedarán en las páginas infames de la historia”, enfatizó la Vicepresidenta Rosario Murillo… “Las páginas de oprobio, historia de oprobio, deshonra para los que quisieron destruir Nicaragua, el pueblo nicaragüense; la historia de infamia, de ignominia, de oprobio, de deshonra. Y el pueblo no quiere violencia, el pueblo quiere paz, trabajar”, subrayó… “Pedimos a Dios que esos corazones insensatos, esos corazones todavía cargados de odio, porque los hay, son puchos, chingastitos, pero los hay, que logremos, que logren limpiar, sacar, desterrar el odio de sus corazones en primer lugar, y entender que Nicaragua quiere paz”, manifestó.

… AL OÍDO… 

“Somos una gran familia en Nicaragua y los violentos, lo dice la Biblia, lo dice Dios, serán quebrantados. Queremos la paz, déjennos vivir y trabajar en paz, llenémonos todos de paz el corazón, de buena fe, que sea bueno nuestro corazón. Eso es lo que le pedimos a Dios, el milagro de restaurar todos los corazones. Nicaragua quiere reconciliación, unidad, Nicaragua quiere reencuentro, Nicaragua unida, quiere seguir avanzando por las sendas de prosperidad que dios ha abierto para este país y para nuestro pueblo, Nicaragua quiere paz y derechos humanos para todos”. Rosario Murillo, Vicepresidenta de Nicaragua.