NICAS SIN PROBLEMAS PUEDEN VOLVER

El Presidente Daniel Ortega se refirió a los miles de nicaragüenses que han cruzado la frontera hacia Costa Rica en las ultimas semanas y anunció que se propondrá al gobierno del vecino país que presenten el listado de aquellos que han pedido refugio y asilo, cuya acción es respetada por Nicaragua si el gobierno tico decide otorgarlo.. Aseguró que los nacionales que han cruzado la frontera son unos 26 mil y que eso no representa ninguna crisis migratoria, porque el flujo ha bajado en agosto… “Estoy seguro que esos 26 mil nicaragüenses no se han ido a Costa Rica porque sean criminales, la mayoría se ha ido porque cuando hay tensiones y situaciones como estas mucha gente le entra el temor y busca parientes que estén en el país vecino, amigos, y se van a esperar a ver qué pasa”.

… QUE SE REENCUENTREN CON SUS FAMILIAS… 

“A los que se sienten libres de pecados, pueden regresar con la seguridad de que nadie los va a detener. Y le vamos a proponer formalmente a las autoridades costarricenses que nos pasen el listado de los que están pidiendo allá refugio allá, y podamos decirles vea de todo este listado son estos nada más los que tienen acusaciones por delitos porque torturaron, mataron, destruyeron, se los vamos a decir con toda claridad y si los quieren dejar en Costa Rica que los dejen en Costa Rica porque esos que sean identificados sí tienen que ir al proceso judicial y que el juez finalmente diga decida, como se le aplica la ley”, manifestó.

… OFRECE GARANTÍAS…

El Presidente Daniel Ortega dijo que “vamos a formalizarle al gobierno de Costa Rica esta propuesta, se puede firmar un acuerdo con garantías de que aquellos que no tienen causa alguna en nuestro país porque no han cometido crímenes, puedan regresar y nadie los va a tocar, ni capturar, y que se puedan reencontrar con sus familias”, reafirmó… Los miles de sandinistas caminaron en la capital desde el monumento a Alexis Arguello en la carretera a Masaya hasta la Avenida Bolívar… En el acto estuvieron presentes militantes sandinistas como Leonel Morales, dirigente de la UNEN que fue secuestrado, torturado y balaceado; Amada Pineda, legendaria sandinista al que le mataron un hijo y le prendieron fuego en la calle; Benigna Mendiola, otra militante histórica del FSLN que también perdió un hijo por grupos violentos; y familiares de policías asesinados.